8.feb.2013 / 03:16 pm / Haga un comentario

Luego de que el presidente de la Asamblea Nacional solicitara, ante este órgano legislativo y de control político, la apertura de una investigación por presuntos hechos de corrupción cometidos por diputados del partido Primero Justicia, se ha generado todo un debate que va desde el extremo de justificar la corrupción de este partido, alegando que la misma es poca en comparación con la del gobierno, que recibir dinero no es corrupción o que hacer esa denuncia ante la Asamblea y no ante los tribunales es corromper la lucha contra la corrupción.

Debemos recordar lo que ha sido el comportamiento histórico de este partido. Es un partido que nace de un hecho de corrupción, pues nace con recursos publicos, específicamente con dinero de Pdvsa que un gerente de la estatal petrolera le entregara en cheque a uno de los miembros fundadores, de quien a su vez era familiar. Es un partido que tiene en sus cuentas un alcalde quien fue fundador de ese partido y que en el ejercicio de sus funciones fue inhabilitado políticamente por malversación de fondos. Este partido también tiene otro alcalde que fue grabado en el momento en que intentaba sobornar a una líder comunitario para que el poder popular no peleara por sus derechos. Es de este mismo partido el diputado exprecandidato a alcalde que fue grabado recibiendo dinero “en pacas” en nombre del entonces candidato presidencial y hoy gobernador del estado Miranda, diputado que fue declarado corrupto y expulsado del comando de campaña de forma inmediata por el entonces candidato presidencial. Igual suerte no corrió el padre del candidato, a quien también se le escuchó pidiendo dinero para la campaña y, finalmente es de este partido el que viaja en los aviones de una empresa vinculada a un profugo de la justicia venezolana.

Hoy se suma a esta historia la denuncia de millones de bolívares recibidos y no declarados, la existencia de nóminas paralelas y el tráfico de influencia para la contratación de empresas personales o familiares.

No parece ser pequeña la corrupción de Primero Justicia pero además la corrupción debemos combatirla donde esté, sin comparar tamaños, sin posiciones acomodaticias. Es la Asamblea Nacional el órgano de control político por excelencia y en consecuencia el órgano natural para la denuncia y la investigación de las responsabilidades políticas. Ya serán los entes judiciales los responsables de la averiguación para las responsabilidades penales. Efectivamente es legal recibir aporte para la política de los sectores particulares, pero lo que no es legal es esconder dichos aportes, porque al no declararlos no hay control de que provenga el dinero de fuentes legales y no del sector público o del narcotráfico. La pregunta que me hago es: ¿por qué el diputado que recibio 300 millones de bolívares sólo declaro 1,5? Al no declararlos y esconderlos nos hacen pensar que algo no es legal y en consecuencia se justifica la investigación.

Héctor Rodríguez Castro

hector@psuv.org.ve

@hectorodriguez

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.