29.mar.2010 / 09:14 pm / Haga un comentario

Nosotros, los jóvenes deltanos, nos sentimos no herederos, sino continuadores de la gesta libertadora que emprendió Bolívar junto al pueblo, entendiendo la dimensión del tiempo histórico que vivimos, estamos alistados en la Campaña Admirable para construir la patria socialista, llenos de conciencia, de esperanza y de amor. Convencidos de que “El pueblo unido jamás será vencido”.

Hoy alzamos nuestras voces y ponemos nuestra vida al servicio de la causa patria. Asumimos que el socialismo es el único camino que tiene la humanidad para superar la crisis social, ecológica, económica, energética, alimentaria y moral que hoy nos azota como consecuencia de la explotación del hombre por el hombre y de nuestra Madre Tierra que sistematicamente ha llevado a cabo el sistema capitalista.

Con actividades deportivas, culturales en las diferentes comunidades de nuestro estado, pero sobre todo con actividades que impulsen la participación y organización de la juventud estamos convencidos que iniciaremos el cambio.

Está en las manos del pueblo y principalmente de la juventud, con su fuerza creadora y su pasión revolucionaria, hacer realidad esta idea que desde hace mucho compartimos quienes amamos profundamente a nuestra tierra del agua, para reivindicar y dignificar a nuestro pueblo Warao, y contribuir en el proceso de construcción de la patria. Requerimos para ello de la conciencia, la voluntad política, la participación y organización popular para sembrar en tierra fértil la semilla de un Delta Socialista.

Heryck Rangel

http://heryckrangel.blogspot.com/

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.