14.jul.2014 / 06:47 am / Haga un comentario

Al Movimiento Estudiantil venezolano

Al Movimiento Estudiantil Venezolano hoy sin duda alguna debemos dedicarle muchas líneas… aún más, cuando se encuentra en una época de profundo debate nacional, siempre con el constante impetu de esta gran organización que plantea las luchas por los problemas sociales, no sólo reivindicativos estudiantiles sino que trasciende apostando a una: transformación revolucionaria de la universidad y la sociedad en general.

 Recordemos que la génesis del movimiento estudiantil viene dada por la lucha en pro de las reivindicaciones, cuando la coyuntura nacional nos llama a revisar lo fundamental que es la formación de nosotras y nosotros para avanzar y preservar cada día los logros ya obtenidos por el movimiento estudiantil latinoamericano, desde su raíz dada en la reforma de Cordova 1918, y el impulso a nivel continental que obtuvo la misma, hasta llegar a nuestro país, como lo hizo nuestra gloriosa generación del 28 (en su despertar).

 En la actualidad se hace latente y vivo el trabajo que la Revolución Bolivariana ha propulsado por proteger al estudiante avanzando en la transformación educativa desde la llegada de nuestro comandante eterno HUGO CHAVEZ, con logros significativos como el aumento en la matricula estudiantil de 300 mil estudiantes en más de 2.600.000, con la creación de más de 60 universidades a nivel nacional, con la consolidación de una Misión, la gran Misión Sucre, ya con 10 años de experiencia, le ha dado la oportunidad a los venezolanos y venezolanas de formarse, sin ningún requisito más que las ganas de formarse para aportar a nuestro país; la cual luego de su proceso de nacimiento, este año nos brinda una gran organización en vocerías desde el poder popular estudiantil desde sus 1.500 aldeas universitarias; sin embargo aún persisten quienes han intentado de forma renuente migrar la carga histórica y los viejos vicios de algunas casas de Estudios estableciendo comparaciones anacrónicas con esta nueva forma de educación liberadora, la forma de organización en el que hacer de la política estudiantil renovada, pues no faltarán aquellos que apuesten al fracaso del pilar fundamental de nuestro proceso revolucionario: la educación.

 El debate está abierto, en medio de un ataque que ha trascendido nuestras fronteras, haciendo y marcando una gran diferencia de una historia que se solidarizaba a favor de las transformaciones sociales, hoy los medios de comunicación dirigidos por las grandes transnacionales mundiales, han intentado cercar y sobre todo opacar las conquistas de la Patria en materia educativa, usando a “pseudo-líderes” autodenominados independientes o autónomos, que cegados de una realidad partidista en donde no representan ni el 20% de la matrícula estudiantil universitaria, por supuesto engrandecidos y provechosos de la ausencia física de nuestro máximo líder, no tomaron en cuenta que hoy contamos con su hijo, y por ende su legado, nuestro Nicolás Maruro, quien a pesar de la situación sobrevenida que a todas y todos los revolucionarios nos afectó, reavivó la esperanza conduciendo nuestra Patria en la actualidad con trabajo, lleno de compromiso absoluto, y mucho menos han previsto la gran Fuerza Estudiantil Universitaria naciente desde la llegada de la Revolución Bolivariana Venezolana.

Aunque la ausencia de algunos sectores anti democráticos se haga presente, la invitación al debate sigue en pie; tenemos un gran compromiso generacional, el llamado desde nuestras bases es a: la unidad que no apunta hacia la unicidad, ya que entendemos todas, cada una las herramientas y formas (más allá de las críticas necesarias) de las casas de estudio venezolanas, como lo son nuestras aldeas universitarias, los institutos de educación universitaria, las universidades autónomas, por lo que debemos avanzar hacia el entendimiento de la diversidad del movimiento estudiantil, nosotras y nosotros somos la garantía de la continuidad del proceso revolucionario, por ende de su profundización, somos el principal factor de Unidad como vanguardia revolucionaria, que nuestro pueblo venezolano aprecia y espera; nosotras y nosotros desbordamos hoy más que nunca la verdad, el amor, la paz, la justicia social, la hermandad, la alegría, contamos con la fuerza necesaria para que demostremos nacional e internacionalmente que somos mayoría.

Nuestro liderazgo colectivo ha crecido, hemos vivido un gran proceso de madurez política, esa que asumimos desde la polítización de la sociedad y en específico de la juventud venezolana; nuestro movimiento estudiantil, tiene un proyecto generacional histórico, ya una vez conquistadas las grandes reivindicaciones estudiantiles, así como lo decía el Ché: “cuando lo extraordinario se hace cotidiano, estamos en presencia de la revolución” se hizo parte de nuestro día a día, de la cotidianidad estudiantil una vigencia plena de los derechos estudiantiles universitarios y como movimiento estudiantil antiimperialista, popular, luchador, siempre combatiendo por la educación gratuita y de calidad para todo el pueblo, por una sociedad justa e igualitaria, asumimos sin miedo alguno la nueva etapa que nos corresponde como generación: avanzar hacia la preservación de los mismos, más aún dar un paso adelante, garantizar desde el poder popular estudiantil la eficiencia de nuestros mismos logros y la accesibilidad a ellos, contrarrestando las mismas miserias heredadas del pasado como lo es el sectarismo y la mezquindad avanzando hacia una inclusión plena.

 Hoy, por el camino de Chávez, nuestro Presidente Obrero Nicolás Maduro ha recibido por parte de nosotras y nosotros, una gran propuesta el 12 de Marzo del año 2014 en la Conferencia de Paz de Estudiantes Universitarios, pasado un mes del llamado inconstitucional a “la salida” a la violencia desmedida por algunos sectores anti democráticos de nuestro país, todo esto luego de que realizaramos una jornada de movilización por nuestra ciudad de Caracas; propuesta que fue adoptada por nuestro líder: Conformar una poderosa Federación de Estudiantes Universitarios a nivel nacional con el liderazgo auténtico, democrático, para la paz , posterior a varias jornadas de trabajo, entendiendo que la organización por parte de los Estudiantes Universitarios ha crecido y se ha consolidado en todo el territorio de nuestro país.

 Un nuevo reto que asumimos con la madurez, responsabilidad y compromiso necesario, demostraremos al mundo que tras el intento de aislar la verdadera fuerza mayoritaria de las estudiantes y los estudiantes venezolanos que apoyan un proyecto de país plasmado en el Plan de la Patria, desde y por las bases construiremos esta poderosa Federación de Estudiantes Universitarios, debatiremos en donde sea necesario, en el escenario que se ponga a prueba y con quienes lo deseen.

 

¡Estudiantes Universitarios: Somos el principal factor de Unidad!

Año de la Juventud Venezolana

 

Por: Jennifer Mujica Chachati

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.