1.mar.2010 / 01:56 pm / Haga un comentario

La Revolución Bolivariana en el proceso de construcción de la patria nueva ha venido llevando a cabo la restitución del poder al pueblo, en el marco de la Democracia Participativa y Protagónica establecida en la Constitución de 1999. Es así como el pueblo organizado en su espacio geo-humano ejerce el gobierno comunitario a través de los Consejos Comunales, y lleva adelante la formulación, ejecución y evaluación de proyectos orientados a generar “la mayor suma de felicidad posible” para su comunidad.

Con la entrada en vigencia de la Ley Orgánica de los Consejos Comunales, se inició en todo el país al proceso de adecuación de estas instancias de participación y articulación comunitaria que se conformaron bajo el régimen legal anterior. La ley incorpora elementos novedosos que profundizan el gobierno comunal y al mismo tiempo siembran la semilla de la Sociedad Socialista y el Estado Comunal. Guardando las distancias, es oportuno recordar a Sieyes, quien sin duda alguna fue uno de los teóricos de la Constitución de la Revolución Francesa, en 1789 sacó un panfleto acerca del Tercer Estado; donde planteaba: ¿Qué es el Tercer Estado? TODO ¿Qué ha sido hasta ahora en el orden político? NADA ¿Qué es lo que desea? SER ALGO. Esas mismas preguntas podríamos extrapolarlas al Poder Popular.

El núcleo precipitante de este nuevo modelo político, social, económico y cultural está en la Participación, que debe ser consecuente y multiplicadora. Asimismo debe superar la pretención de algunas individualidades y sectores de apropiarse de los Consejos Comunales para servir a intereses particulares. Para superar estos obstáculos la nueva ley coloca a la Asamblea de Ciudadanos y Ciudadanas como la máxima instancia de deliberación y decisión para el ejercicio del poder comunitario; por tanto es el colectivo de la comunidad quienes tienen la capacidad de autogobernarse. Sin duda alguna, hoy en Venezuela gracias a la Revolución, lo extraordianrio se hace cotidiano.

Heryck Rannyer Rangel Hernández

Tucupita, 01 de marzo de 2010.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.