31.may.2010 / 11:23 pm / Haga un comentario

Una de las principales tareas de la Revolución Bolivariana en la construcción del Socialismo es el desmontaje del Estado Burgués y la estructuración de un Estado Revolucionario eminentemente popular y democrático, que subvierta el orden establecido y restituya todo el Poder al Pueblo. Una tarea de dimensiones colosales -sólo comparable con la imagen prometeica de robarles el fuego a los dioses para entregarselo a los mortales- que pasa por el cambio de subjetividad de la ciudadanía y su relación con el Poder. El pueblo tiene, en este marco, que asumir su rol como sujeto histórico de transformación y construcción. Se hace imprescidible para tal fin, la insurgencia de un nuevo modelo político-administrativo que acabe con los vicios del burocrátismo, la corrupción, la ineficiencia y el privilegio de las élites; que tanto perjuicio le han causado al pueblo.

El Comandante Presidente Hugo Chávez asumió el compromiso de Refundar la Patria, y desde el proceso Constituyente se sentaron las bases para que desde la Gestión Revolucionaria se diera un impulso a la Participación Protagónica y la Organización Popular, con la intención de estructurar un nuevo tejido social, económico y político que sea la base del Estado Revolucionario. Asimismo, el Plan Nacional Simón Bolívar -I Plan Socialista de la Nación- incorpora dentro de sus lineas estratégicas, tres elementos sustantivos para la transición del Estado Burgués al Estado Revolucionario: Nueva Ética Socialista; Democracia Protagónica Revolucionaria y Nueva Geopolítica Nacional.

En tal sentido, la Asamblea Nacional al aprobar la Ley Orgánica del Consejo Federal de Gobierno, estructuró un eslabón de transición entre el Estado Burgués y el Estado Revolucionario, ya que desde ese espacio se orientarán los procesos de planificación y coordinación en la ordenación territorial y de transferencia de las competencias y atribuciones de las entidades territoriales, hacia las organizaciones de base del poder popular. Sin duda alguna, es una experiencia inédita que garantiza la integridad territorial y unidad de Venezuela como un solo territorio, un solo pueblo, una sola nación; y se acaba definitivamente con la visión neoliberal de división del poder y del territorio.

Vivimos un momento histórico de ruptura creadora, en la que nuestra Revolución ha utilizado las herramientas del Estado Burgués (conspirando contra éste) para ir sentando las bases del Estado Revolucionario. El Consejo Federal de Gobierno reúne a los diferentes niveles territoriales del Poder Ejecutivo con los voceros y voceras de las organizaciones de base del Poder Popular, por cada una de las Regiones Federales de Desarrollo del país, en un mismo espacio para generar políticas públicas orientadas al fortalecimiento del Poder Popular, y el Socialismo Bolivariano, e ir implosionando al Estado Burgués y tránsitando al Estado Comunal; Popular y Revolucionario que sea expresión fiel de los intereses y anhelos del pueblo.

Heryck Rangel Hernández
@HeryckRangel

Tucupita

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.