12.jul.2013 / 07:05 am / Haga un comentario

 La tarea de escribirle al cómo la oposición asume el tema del Poder me resulta transversal cuando se trata de determinar por qué están en la oposición en estos tiempos de crisis del capital. Partimos de la certidumbre de que no son una alternativa clara, una opción de país progresista, nacionalista, defensora de nuestros arraigos y nuestros recursos naturales, como ocurre con algunas derechas serias de otros países.

 Sin abusar del perogrullo, pero: ¿Alguién podría creer que la derecha mandaría en Venezuela obedeciendo a las mayorías, en el supuesto negado que tome el poder? Parafraseando al profesor Juan Barreto: la crisis de legitimidad del neoliberalismo es tal que, a manera de reacción, las derechas han dotado, sobre todo a los sectores medios del mundo occidental, de una ideología fundada en el verticalismo a la hora de la toma de decisiones políticas en detrimento de la democracia política, del protagonismo del Pueblo. En otras palabras, de un nuevo fascismo.

 He allí una dimensión del contructo. El otro está en aquello que concibe como Estado, esa entidad que según Lenin “ brota de la sociedad, pero se separa cada vez más de ella”, pues termina siendo no más que el órgano de administración de los negocios de la burguesía que actúa de espaldas al Pueblo.

 Ya, para la fecha, de haber ganado las elecciones del pasado 14 de abril, la oposición habría deportado a los 30 mil médicos cubanos desplegados en todo el pais, que cumplen un apostolado por la salud de nuestro Pueblo, además de parar por completo la Gran Misión Vivienda Venezuela en tanto que PDVSA “debe dedicarse solo a su negocio”.

 Lo otro es la honestidad frente al Pueblo que, digamos, es la dimensión ética. ¿Cuando veremos una oposición autocrítica en sus funciones de oposición? Porque, si fuera perfecta, entonces no sería oposición. Sus voceros estarían en el gobierno y el chavismo sería una caricatura. Allí está María Corina Machado, quien lejos de asumir publicamente que desea “confrontaciones no dialogantes” con el gobierno, tal como lo afirmó en una grabación, se justifica diciendo que se trataba de una conversación privada a la que el gobierno accedió de manera ilegal.

 Un argumento que las revelaciones de Snowden pulverizan. Estados Unidos espía incluso a sus aliados de todo el mundo pero según la derecha tiene potestad de hacerlo porque es una potencia mundial amenazada. ¿Y Venezuela? No está amenazada? Ah claro, es que ellos son la amenaza de nuestro país.

 Ya lo decía Enrique Dussel en sus Tesis de Política: “lo obrado por el político en la oscuridad no Pública es corrupción en tanto oculta al representado, a la comunidad, actos no justificables a la luz publica”. Allí está Juan Carlos Calderas recibiendo un paquetico de 40 mil bolívares, allí está el prelado venezolano cuadrado con la MUD cuando el Papa le ordena no meterse en política, por citar 2 ejemplos.

 Entre tanto, veo a Maduro redistribuyendo Poder, con espíritu constituyente, transformador, asumiendo tareas pendientes de la Revolución Bolivariana como el combate frontal a la corrupcion dentro del propio Estado que dirige por mandato popular, una característica que lo distingue de otros gobiernos en apenas 3 meses de gestión.

 Jesús Manzanárez

Jgmanzanarez@gmail.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.