30.oct.2013 / 03:04 pm / Haga un comentario

Estamos trabajando a profundidad como debe ser la participación de la juventud en el desarrollo productivo del país, y en relación a ello tenemos algunas consideraciones.

Siempre viendo en perspectiva desde donde venimos, donde estamos y a donde vamos, es necesario recordar que nuestro país, que es uno de los principales exportadores petroleros en el mundo, durante muchos años en el siglo XX, tuvo en su dirección de la nación a gobernantes de derecha que fomentaron la cultura dependiente, rentista, que lamentablemente se inoculó en una parte importante de la población venezolana, representando una debilidad para todos, pero que con la llegada de la revolución bolivariana y el Comandante Chávez, se comenzó a transformar esa realidad por una donde aprovechemos esa herramienta tan importante con la que contamos (el petróleo), para construir y afianzar un modelo productivo que nos permita la consolidación como potencia.

Ante ese escenario, la juventud ha venido con importantes esfuerzos generando teorías y acciones que permitan alcanzar ese objetivo, es por ello que a través de la Misión Jóvenes de la Patria estamos trabajando todo un ámbito productivo, que dentro de muchas acciones, hoy queremos reflexionar sobre una de ellas como lo es su aplicación en Liceos y Universidades. A nivel nacional contamos con un número importante de espacios educativos entre educación media y universitaria, mas de 5.500, donde este año escolar hemos comenzado a accionar para que cada uno se convierta en un espacio productivo. Con la instalación de los equipos promotores de la misión en estas instituciones inicia el proceso, equipos conformados por los propios estudiantes y demás integrantes de la institución, que desarrollarán 5 ejes, y uno de ellos es el productivo, que concibe que nuestra juventud se forme haciendo. Con todo el apoyo del estado venezolano cómo es posible solo en revolución, se podrá desarrollar cada uno de los pasos del proceso; el de diagnostico, que permitirá identificar con que espacios físicos se cuenta, cuales son las potencialidades y oportunidades, seguidamente se elaborarán los proyectos viables de acuerdo a la realidad de cada institución, para que con un financiamiento de los entes, o autofinanciamiento de la institución, se logre colocar en marcha producir algún rubro alimenticio o la cría de algún animal de consumo, que permitirán progresivamente ir incidiendo en satisfacer la demanda de alimentos que requiere dicha institución, bien sea para el programa de alimentación escolar o de los comedores según sea el tipo de espacio educativo, pero si la realidad es otra, entonces se implementará la transformación de materia prima para dar respuesta a las necesidades materiales que se les presentan. En un futuro mediano, este proceso productivo, además de cubrir las necesidades propias de la institución, ayudará también a satisfacer parte de las del pueblo en general. Pero no solo se trata de lograr producir algo material, esto va más allá, es que mediante este proceso nuestros jóvenes se formen para la vida en la cultura productiva, del trabajo y del ahorro, que permitirá entonces seguir acelerando la marcha para alcanzar el objetivo del que estamos reflexionando. Seguros de que en esta etapa de la revolución, como nos enseñó el Comandante Chávez, y como nos sigue guiando el presidente Maduro, estamos logrando acelerar el proceso, alcanzar y consolidar, una Venezuela productiva, donde la juventud está diciendo ¡Presente!

¡Chávez Vive, la Lucha Sigue!

 

Por  Mervin Maldonado

@MervinMaldonado

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.