15.mar.2010 / 01:24 pm / Haga un comentario

Uno de los mayores retos que tenemos en el estado Delta Amacuro, es desarrollar un modelo económico-productivo que sea alternativo y sustentable, que contribuya a derrotar la pobreza, y al mismo tiempo apunte a la conservación ambiental; teniendo como base aquella idea de Simón Rodríguez que plantea que “O inventamos, o erramos”. Una visión de un Delta agro-eco turístico en el que se privilegie la propiedad social, y que permita a nuestro pueblo romper con la dependencia de empleo casi que exclusiva con las Instituciones del Estado.

Tenemos que avanzar hacia una Revolución Económica del Delta del Orinoco, para que en el mediano plazo logremos garantizar la mayor suma de felicidad posible para todos los deltanos y deltanas. Un plan que se impulsa con la participación protagónica del pueblo en dos grandes espacios integrales e integradores: El Ecoturismo y la Agricultura Ecológica; para generar un ciclo que rompa con la pobreza y la exclusión, y en que se aprovechen nuestras potencialidades como región.

Está en las manos del pueblo y principalmente de la juventud, con su fuerza creadora y su pasión revolucionaria, hacer realidad esta idea que desde hace mucho compartimos quienes amamos profundamente a nuestra tierra del agua, para reivindicar y dignificar a nuestro pueblo Warao, y contribuir en el proceso de construcción de la patria. Requerimos para ello de la conciencia, la voluntad política, la participación y organización popular para sembrar en tierra fértil la semilla de un Delta Socialista.

Heryck Rangel
Tucupita, 14 de marzo de 2010

http://heryckrangel.blogspot.com/

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.