11.abr.2014 / 01:10 pm / Haga un comentario

Hanthony Coello

Ante el Congreso de la JPSUV

Han comenzado las deliberaciones del Congreso de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, la gloriosa Juventud del PSUV, y su inicio ha sembrado expectativas que la canalla mediática pretende silenciar, ocultar, esconder, sobre todo para que buena parte de la opinión pública nacional no se percate que los jóvenes chavistas asumen el hecho político como una expresión de lucha, de estudio y de trabajo, en favor de los supremos intereses de la Revolución Bolivariana.

Aprendimos con Chávez, nuestro Comandante Eterno y fuente de inspiración para la diaria brega, que el debate es la sal de la vida en la democracia; que quién no discute y no airea su ideario, no hace política con sentido de grandeza, ni muchos menos con metodología auténticamente revolucionaria.

Este Congreso aborda el análisis de la realidad económica de la Venezuela de hoy en el contexto mundial, fundamentalmente en el marco de la geopolítica Latino Americana, en donde nadie se atreve a dudar el carácter protagónico que nuestro país ha alcanzado desde que Hugo Chávez se convirtió en nuestro señalador de caminos y en la esperanza cierta de redención de un continente que se niega a ser patio trasero de nadie, y asume, consecuencialmente, el heroico trabajo de construir un Socialismo que no está etiquetado, que no calca ni replica modelos que nos son ajenos. Ello no niega ni regatea méritos a nuestra condición internacionalista, en línea con los postulados del Padre Libertador Simón Bolívar, una de las fuentes primarias del Socialismo que procuramos y alentamos.

¿Por qué lo económico?. En primer lugar porque las ciencias políticas enseñan el carácter determinante que esos hechos tienen en el acontecer social y, en igual rango de importancia, porque la superación del modelo rentista petrolero debe ser un eje transversal en la construcción de un modelo justo y solidario, que tenga al hombre y a la mujer como razón y esencia del accionar público.

Mientras todo esto ocurre en el seno de la juventud chavista, en la acera de enfrente se mueven, con financiamientos imperiales y tutela mediática mercenaria, grupos que enarbolan la bandera de la violencia y el terrorismo, porque se saben incapaces de crecer en el marco de la legalidad y ocultan así su agenda alternativa. Han tomado el atajo del aventurerismo y así confiesan la debilidad e inconsistencia ideológica que acusan. Para decirlo en venezolano, se les ve la costura; obviamente, develan la ausencia de liderazgo y sentido de Patria.

Lo dijimos en el acto de instalación del evento que comentamos, nuestros objetivos y tareas inmediatas están centrados en cuatro vértices que pueden resumirse en: captación, organización, formación y movilización, los cuales profundizaremos en otros artículos que nos proponemos escribir para continuar avivando el fuego sagrado de la lucha, como decía nuestro invicto timonel Hugo Chávez.

La JPSUV apuesta al fortalecimiento de la democracia socialista que desde el gobierno impulsa el camarada Nicolás Maduro y no ocultamos nuestro irrefragable deseo de ser la vanguardia de las masas juveniles de Venezuela, las cuales han creído en lo que el chavismo representa para el país, como motor transformador de la sociedad.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.