5.oct.2010 / 09:12 pm / 1 Comentario

El pasado 12 de septiembre se cumplieron dos años del nacimiento de la Juventud de Partido Socialista Unido de Venezuela constituyéndose como el ámbito inicial de los y las jóvenes dentro de la actividad militante y bajo los lineamientos del partido.

En nuestros comienzos, los integrantes de éste sueño hoy consolidado trazamos un mapa estratégico de lo qué es nuestra generación, y nos encargábamos de contrastar ideas sobre lo que para nosotros es una lucha histórica, agudizada hoy al seno de la humanidad. Discutíamos en ese entonces el papel de los opresores y oprimidos, el de los poderosos y los no alineados, el de los países “desarrollados” que con su actitud destruyen al mundo, la esperanza, la sonrisa del niño y la poesía y por el otro lado los países del muy mal llamado tercer mundo que fueron y continúan siendo groseramente saqueados y explotados, que les han robado sus riquezas y sus talentos y que constituyen la única esperanza de supervivencia de la humanidad, esos mismos que hoy vemos cómo se levantan con su fortaleza histórica, cultural y multiétnica, con la fuerza moral de sus pueblos, con la dignidad de su resistencia, la jactancia de los negros y la hidalguía de los indios, con la sonrisa de sus hijos e hijas, con el verdor de sus montañas y la profundidad de sus mares, con la poesía de sus pueblos, se levanta y hecha el miedo a su espalda, da un paso adelante y le grita al mundo basta.

Estos son los cimientos de esta Juventud: la tricolor, la rebelde, la que juró en Cachamay no dar descanso a su brazo ni reposo a su alma hasta no ver a Venezuela completamente libre de los intereses imperiales, de la canalla mediática nacional e internacional, de las quintas columnas.

El camino no ha sido fácil.  Nuestras estructuras han ido evolucionando en la búsqueda de la eficiencia y la mejora constante de la comunicación, la formación y la consolidación de un equipo con alta influencia nacional e internacional.

Al inicio la organización de la JPSUV estuvo enmarcada en una estrategia de activación, dentro de la estructura ya configurada por el partido.  La meta era que la juventud progresista, la juventud socialista saliera a debatir sobre los cambios históricos, sobre el presente y el futuro, sobre la trascendencia del proceso revolucionario venezolano.  De esta manera nos conformamos en batallones juveniles, que luego legitimamos escogiendo a los delegados por circunscripción que hace ya dos años se reunieron en el glorioso estado Bolívar para la aprobación de nuestros estatutos en el marco del Congreso Fundacional.  Así consolidamos un equipo de trabajo que día a día, con altos y bajos ha venido formándose, integrándose, movilizándose, debatiendo ideas, confrontando procesos, buscando siempre el camino para construir una sociedad de hombres y mujeres iguales.

Esta juventud es la garantía de revolución, es el valuarte del socialismo en Venezuela, es el encargado de proyectarla regional y mundialmente como una nación comprometida con el cambio, con la construcción de una sociedad distinta, una en donde nadie sea lo suficientemente rico como para comprar al otro, ni lo suficientemente pobre para venderse.  La igualdad es el camino, vamos pues todos juntos a construir esa sociedad de justicia, esa sociedad de igualdad.

Héctor Rodríguez Castro
hectorrodriguezcastro(arroba)hotmail.com
@HectoRodriguez

 

Comentarios

14.oct.2010 08:53 pm
jose amaya (Apure) dijo:

buenas noches camarada es nuestro debr como jovenes socialista no dejar que la derecha canalla venezolana nos hunda, somos un pueblo revolucionario

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.