13.jun.2012 / 12:37 pm / Haga un comentario

Dos días. Dos movilizaciones. Dos hombres. Dos discursos. Dos propuestas. Realmente una propuesta y una antipropuesta. No se puede llamar propuesta a algo que empieza oponiéndose a otra existente. Y eso es Capriles y la oposición en general. Todo el país quedó frustrado el día domingo, ya al mediodía se había esfumado cualquier vestigio de una movilización en las calles, sólo dejaron la basura y los largos momentos de silencio de un candidato que pretende colocar su capacidad física por encima de su capacidad cerebral. Bonito o no bonito, flaco o no flaco, joven o no joven, lo que demostró es que no sirve siquiera para candidato a presidente.

El candidato de la derecha está en muy buena forma para ir a una competencia de maratonistas. Hasta ahí llega. No logró balbucear una sola frase propositiva y con sentido en los 12 minutos que habló. Un bachiller de izquierda tiene mayor capacidad de reflexión, con el perdón de nuestros bachilleres, por la comparación. Hasta a subterfugios de viejas fotos tuvieron que apelar seguidores de la derecha para intentar autoconvencerse de que tienen algo de chance. Es triste, porque son venezolanos y merecerían tener una opción con algo de sentido. Pero empezar por dejar de ver al otro por encima del hombro, posiblemente les permitiría ver la realidad.

Del otro lado: Chávez. Uno más de nosotros. Un llanero, un campesino, un trabajador, un verdadero joven de espíritu, un soñador, un amante de nuestra historia, un fanático de nuestro deporte, un nacionalista. Un discurso con ética, estética, sentimiento y profundidad; producto del estudio y del roce diario con la realidad. Un verdadero estadista, capaz de dar en un solo discurso un concierto de emoción, la presentación de un plan de gobierno y una clase magistral de historia. El proyecto de Chávez nos ofrece esperanza y un futuro que se puede tocar con las manos y ver con los ojos. Cada día vemos los resultados. La patria tiene un corazón y nosotros somos millones de latidos que no descansaran hasta vernos en la cúspide de la independencia y la felicidad. Seguiremos latiendo.

Andrea Hermoso / @andreahermoso

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.