25.jul.2014 / 11:27 am / Haga un comentario

En esta nueva etapa de la gestión económica del gobierno bolivariano, una de las dificultades que debemos enfrentar es el crecimiento sostenido del índice de escasez, que de acuerdo al Banco Central de Venezuela, se ubica por encima del 30%, en alimentos básicos como la leche, el café, el azúcar, el aceite y la harina de maíz precocida.

El desabastecimiento, se convierte en un aspecto de sensible impacto en la población posicionándose como uno de los principales problemas de las venezolanas y los venezolanos, según los estudios de opinión pública realizados por diversas consultoras durante el primer semestre del presente año.

Varias son las causas asociadas al desabastecimiento: 1) La estructura económica capitalista rentista adaptada durante un siglo a la mono-producción del petróleo, atrofiando el crecimiento de sectores económicos de vital importancia como la agricultura, la manufactura e industrias, obligando a satisfacer el consumo nacional mediante la importación. 2) El crecimiento demográfico de la población y de la capacidad adquisitiva del pueblo venezolano en los últimos 15 años a un ritmo más acelerado que el crecimiento de la producción y la oferta interna. 3) El acaparamiento y las ventas especulativas de actores económicos que pretenden desestabilizar y derrocar el gobierno nacional, y 4) El contrabando de extracción.

Este último, constituye uno de los principales factores de perturbación para la estabilización del índice de escasez, teniendo en cuenta que cerca del 40% de los productos que se importan y se producen en Venezuela, son desviados para su colocación en el vecino país, como consecuencia del enorme diferencial de los precios entre los dos países no solamente en la gasolina, (En Venezuela, un tanque de 80 litros no tiene un precio superior a Bs. 7, en cambio en Colombia ese mismo tanque al cambio tiene un costo de Bs. 2.100), sino en prácticamente todos los productos. (En Venezuela, 1 kilo de harina precocida tiene un precio regulado de Bs. 7.41, siendo revendido por los buhoneros en un precio 5 o 6 veces superior, pero que en Colombia al cambio tiene un precios que se ubica por encima de los Bs. 150).

La disminución del índice de escasez, pasa entonces porque los gobiernos de ambas naciones, instrumenten políticas conjuntas conducentes a combatir el contrabando en sus múltiples modalidades, en las decenas de rutas clandestinas, a las veinticuatro (24) horas del día, en los cuatro (4) estados fronterizos del país: Zulia, Táchira, Apure y Amazonas y en los 2.219 Km de frontera colombo-venezolana, y al mismo tiempo, exige la incorporación no sólo del gobierno nacional y de los cuerpos de seguridad del estado, sino del Planes conjuntos de todo el Estado, Gobernaciones, Alcaldías, Ministerio Público, Asamblea Nacional, los Consejos Comunales y el Poder Popular, para contribuir todos en la resolución de este flagelo que eleva la escasez, impacta negativamente en la economía y viola seguridad alimentaria y la soberanía nacional.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.