18.sep.2009 / 11:33 am / Haga un comentario

Escuchábamos al presidente Chávez en su gira por parte de África, Europa y Asia, cuando, al hablarle a un grupo de estudiantes en una universidad rusa, visualizaba la existencia de un mundo multinuclear. Sin duda alguna, no existen en la actualidad varios polos de poder que hagan el equilibrio necesario que nos planteaba Bolívar para que vivamos en paz, pero tampoco estamos ante un mundo unipolar, ya que ante las pretensiones de los EEUU de ser el policía del mundo, un conjunto de pequeños núcleos en los diferentes continentes, levantan su voz crítica y su liderazgo para conformar lo que podríamos denominar como la confrontación de dos bloques históricos, un bloque hegemónico y dominador que se niega a morir y que utiliza todo su poderío ideológico, comunicacional, económico y militar para mantener su poder, y otro bloque liberador que encausa las luchas de los pueblos para transformar la realidad existente.

En el marco de la confrontación de estos dos bloques históricos se ha desatado las más grande de las crisis del sistema capitalista, el sistema dominante. Crisis que comenzó siendo del sistema financiero y sus burbujas ficticias, producto del necio intento de hacer girar la economía en función de riquezas no existentes, pero que hoy en día toca de forma dramática la economía real, generando un decrecimiento en todas las economías del mundo y estrangulamiento en el presupuesto familiar.

Ante la profunda crisis del bloque dominante, éste ha respondido igual que en sus anteriores crisis, primero utilizando el control sobre los medios de comunicación para desaparecerla de la discusión diaria de los ciudadanos y hacer creer que sus problemas presupuestarios son producto de la flojera de nuestros pueblos, de la mala administración de nuestros gobernantes o de la regulaciones legales que resguardan los derechos de los trabajadores, pero nunca será problema del sistema. Y la segunda forma de respuesta del sistema es apelar a una nueva escalada militar.

Los pueblos del mundo deben unirse ante esta crisis y gritar con toda su fuerza para que la verdad sea escuchada. Que se diga que es un problema del sistema, que privilegia lo material por encima de la mujer y del hombre, que es un problema de la lógica capitalista, que a pesar de que hay suficiente alimento en el mundo hay millones de seres humanos que se mueren de hambre diariamente, que es el irracional comportamiento de esta sociedad la que está acabando con el aire, el agua y los alimentos, y que si no transformamos profundamente la dinámica y el rumbo de la humanidad, entonces no habrá vida posible en el planeta.

Héctor Rodríguez Castro
hectorrodriguezcastro(arroba)hotmail.com

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.