30.oct.2009 / 11:59 am / Haga un comentario

Nuestro mundo anda patas pa’rriba, por toda su geografía vemos un caos impresionante, desde su profunda crisis económica que ha quebrado a grandes empresas, una crisis ambiental que afecta la temperatura, los ciclos de lluvia y la vida en general de nuestra sociedad, hasta una desatada conflictividad que brota por todos los lugares, tal es el caso de la confrontación que se está dando en Pakistán, donde la Secretaria de Estado de los EEUU fue recibida con explosiones y ataques. Igualmente, en Irak van años de guerra contra el imperio invasor y va en ascenso una guerra civil que pareciera incontrolable, y la invasión y atropello de Israel sobre tierras palestinas. Por estos lados, un golpe de Estado en Honduras que abre las puertas a la confrontación social, un ilegal bloqueo a Cuba por parte de los EEUU, una guerra de años en el hermano país de Colombia y la lista es tan larga que si seguimos no nos alcanzaría la página.

Pero a pesar del desorden que el imperio hegemónico ha desatado sobre el globo terráqueo vemos cómo los pueblos del mundo se levantan para hacer frente y construir un mundo diferente, que es posible, que es necesario y que empieza a visualizarse.

Como muestra del nuevo amanecer vemos la llegada de gobiernos progresistas a casi la totalidad de Sur America, el crecimiento de una masa crítica a nivel mundial en contra de las políticas neoliberales, y una mayor preocupación por el tema ambiental.

Recientemente pudimos apreciar el pronunciamiento del mundo entero en contra del grosero bloqueo hacia el hermano pueblo cubano, por parte de los EEUU. En la asamblea general de las Naciones Unidas, de sus 192 miembros, 187 países votaron en contra del embargo, sólo EEUU, Israel, Palau votaron a favor. El resto se abstuvo.

Los pueblos del mundo están cansados de la dominación de los EEUU que nos ha llevado a la miseria y al hambre, que ha generado desempleo y una profunda crisis mundial y han gritado con fuerza ¡basta!. Es hora de echar a andar la fuerza creadora del pueblo y construir un mundo nuevo, de verdadera libertad e igualdad social.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.