23.ene.2010 / 02:10 pm / Haga un comentario

El pasado jueves 21 de enero fue aprobada en primera discusión el proyecto de ley del INDEPABIS, la cual tiene como objetivo fortalecer la incansable lucha del gobierno revolucionario, para derrotar la especulación, el sobre precio, y el acaparamiento de bienes y servicios los cuales son de necesidad prioritaria para el pueblo.

La especulación y el acaparamiento son un arma de desestabilización para la revolución y no se puede seguir permitiendo que las corrientes mezquinas y egoístas del capitalismo sigan atentando contra nuestro pueblo. En este orden de ideas y llama mucho la atención el despliegue malsano realizado por los medios televisivos apocalípticos que todos conocemos a la ocupación y expropiación de una cadena, que en su eslogan publicitario decía ¡contra la vida cara! ¿Contra la vida cara de quién o quiénes? Estas cadenas señores durante los últimos 3 años fue merecedora de un sin fin de denuncias por especulación, a ofertas engañosas, remarcaje de precios entre muchas otras y si esto le sumamos los incumplimientos en sus deberes laborables, irrespetando y atentando contra sus trabajadores, que eran obligados a trabajar horarios de trabajo extensos no cónsonos con la mandatos de las leyes, un grupo de trabajadores tercerizados a los cuales no se les ofrecía un mínimo de beneficios sociales, no gozaban de seguridad social, aunque le era descontado la cuota oportunamente, donde no tenían un lugar digno para comer y descansar durante el tiempo de descanso ¿ahora bien de que de vida cara estamos hablando?

Hector Rodríguez Castro

http://hectorrodriguezcastro.blogspot.com/

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.