12.dic.2009 / 12:38 am / 1 Comentario

A pesar de que el presidente de los EEUU ha traicionado al pueblo norteamericano incumpliendo sus promesas electorales, entregando la política exterior a la derecha más rancia del Pentágono, cerrando las posibilidades de tener una relación de coordinación y cooperación con los países del Sur y apoyando golpes de Estado que luego intentan legitimar mediante elecciones fraudulentas para presentar ante el mundo la nueva forma de pasar por encima de la voluntad popular; derrocando a un presidente, condenando éste ante la opinión publica, pero apoyando económica y militarmente al gobierno de facto para que sea capaz de sobrevivir el tiempo necesario para llevar adelante un proceso electoral donde se tenga control absoluto de los medios de comunicación, control absoluto del órgano electoral, al extremo de que el Presidente Constitucional no pudo votar, reprimiendo brutalmente al pueblo y luego de ese proceso electoral intentar lavar la cara de los golpistas con el reconocimiento hipócrita de los gobiernos de derecha.

Paralelamente a ésta burda maniobra para intentar cambiar la correlación de fuerza en el continente, se va desarrollando una agenda militar que pasa por la activación de la cuarta flota de los EEUU que sólo existió durante la última Guerra Mundial para protegerse de los submarinos enemigos, nos preguntamos ¿de cuál enemigo se defienden hoy? Igualmente bases militares en Bonaire, Curazao, Panamá entre otras y por supuesto el patético caso de Colombia donde convirtieron todo el territorio en una base militar gringa ya que el acuerdo permite a los EEUU utilizar cualquier aeropuerto militar o civil como bases de operaciones, convirtiéndose Colombia en títere para atacar a sus propios hermanos.

A este esfuerzo de los EEUU por no perder el control en lo que ellos han denominado como su patio trasero debemos sumarle la posición rastrera y apátrida que asumen las oligarquías suramericanas al ver que por si mismos no son capaces de tener el gobierno de sus países, se arrodillan para tener la bendición del imperio.

A pesar de todo esto el pueblo Suramericano sigue apostando al cambio, sigue en su camino de ser verdaderamente libre y soberano, sigue empinándose ante la adversidad para gritarle a las oligarquías de casa y al imperio gringo que han echado el miedo a la espalda y han empezado a andar con sus propias piernas.

Uruguay es una demostración de cómo al sur del sur no le tembló el pulso ante las amenazas, no dudo ante el imperio y ratificó el rumbo del socialismo, Bolivia y su pueblo indo americano es otro ejemplo de la madurez y la convicción que tenemos, MERCOSUR y su decisión en bloque de no reconocer el gobierno ilegitimo de Honduras son otro ejemplo.

Ante todos estos mandatos claros de nuestro pueblo, nos preguntamos ¿la derecha seguirá viendo al imperio o escuchará a nuestros pueblos?

Hector Rodríguez Castro

http://hectorrodriguezcastro.blogspot.com/

 

Comentarios

12.dic.2009 07:39 am
luis gonzalez dijo:

´´no podemos justificar la violencia ay que meter preso a los que asesinaron al estudiante venezolano hijo del padre de la patria de simon bolivar.´´dejo este mensaje donde aya oscurida lleva la luz has la paz y no a la gerra´´ me despido gracias.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.