27.mar.2015 / 04:10 pm / Haga un comentario

Venezuela Bolivariana: en la mira permanente de un imperio en decadencia.

 Por Eleazar Mujica Sánchez

 

I.- Apogeo y decadencia del imperio

Estados Unidos, desde que emerge ante el mundo tras la Segunda Guerra Mundial, no sólo como potencia militar, sino también económica e incluso “moral”, -prerrogativas que consolidara, aún más, tras la caída de la Unión Soviética en las postrimerías del siglo pasado- (2), no ha hecho sino imbuirse en una espiral descendente al servicio de la propia  lógica capitalista

Sin embargo, sus acciones acordes con su autodefinición como el gendarme necesario del mundo, lejos de obedecer a un poder monolítico y representar una solución que pudiese brindar seguridad, es, tal vez, muestra de la podredumbre estructural que lo amenaza. De hecho, en términos de geopolítica tenemos una fractura o disivisión en tres grandes partes, Estados Unidos, Europa Occidental y Asia y todo apunta que en esta década y en las próximas  las probabilidades de que Estados Unidos en el ámbito económico y petrolero “salga bien parado” son cada vez menores, aún de los esfuerzos que realiza ese país de productores marginales de petróleo en el nuevo escenario de la producción de lutitas a través del fracking – lo que equivocadamente se define como petróleo de esquistos- (3). Igualmente, el poder militar de Estados Unidos será cada vez menos útil para revertir el cambio económico y energético subyacente. En tal situación, no se puede obviar el rol que viene jugando la Rusia de Putin y China. Rusia al igual que China, liderando a los países BRICS (4), ante la eminente caída del precio del petróleo y ante un eventual derrumbamiento del dólar,  han hecho una gigantesca inversión en oro bajo el liderazgo de Putin. De acuerdo con fuentes especializadas en el tema, hace dos años China inició la compra de petróleo iraní en oro.  India ha seguido el ejemplo, como también los rusos. Los días del “petrodólar” podrían estar contados; por tanto, también el respaldo al dólar. En consecuencia, se presume que los BRICS están negociando el oro entre ellos y todos pudieran abandonar simultáneamente, el dólar. Igualmente, se presagia que si la Reserva Federal se derrumba, el holocausto económico resultante haría que Estados Unidos sea una nación irreconocible dentro de poco tiempo. En fin, no hay duda que estamos en presencia de un imperio en decadencia.

De allí el poder que en esta nueva oleada geopolítica viene tomando el Sur. De hecho, en el Sur hay Estados muy grandes que tienen un poder geopolítico real o potencial: Rusia, China, India, Brasil, Indonesia, Corea, Sudáfrica, la lista continúa más allá de los llamados BRICS. Además,  estos países no hacen la venia a Estados Unidos, como suele ocurrir con otros países del Sur cuyos regimenes  son clientelares del Norte. Pero esto no es una excepción o una característica propia del Sur, dado que el Norte tampoco es siempre  un bloque unificado. Sin embargo, la grieta Norte-Sur es real y es parte de la estructura fundamental de la economía- mundo capitalista como la define el gran sociólogo estadounidense Immanuel Wallerstein.

Por otra parte, las pugnas entre la triada Estados Unidos, Europa y Japón, vis a vis el rol que está ganando en el Sur esquemas como los BRICS, ALBA-TCP (5), Unión de Naciones Sudamericanas (UNASUR), incluso, Petrocaribe como esquema energético liderado por la Revolución Bolivariana, son una viva demostración de ello. Del mismo modo, el anunció en marzo del presente año 2015 del arranque de operaciones de un banco binacional entre Venezuela y Rusia, lo cual parece  presenta un desafío a la hegemonía del dólar y la economía estadounidense, nos demuestra que el mundo es demasiado vasto, demasiado diverso y también demasiado dinámico para aceptar la dominación de una sola potencia.  En efecto, como bien lo ha demostrado el afamado sociólogo francés Emmanuel Todd, el “examen de las fuerzas demográficas y culturales, industriales y monetarias, ideológicas y militares que están transformando el planeta no confirman la percepción, hoy banal, de unos Estados Unidos invulnerables”.

En este orden de ideas, cabe subrayar que más allá de todas las divergencias que podemos encontrar en los análisis bien elaborados de Paul Kennedy, Samuel Huntington, Zbigniew Brzezinski, James Petras, Henry Kissinger o Robert Gilpin, ellos  dejan entre ver que Estados Unidos lejos de ser invencible, debe gestionar la inexorable reducción de su poder relativo en un mundo cada vez más  poblado y desarrollado. En suma, estos estudiosos autores de la economía, sociología, cultura, religión, política y diplomacia, dejan al descubierto que el poder de Estados Unidos parece frágil y amenazado y, ahora, es tan grande su paranoia que considera a la noble República Bolivariana de Venezuela como una amenaza inusual para su seguridad. Pero no por ello debemos tomar sus decretos y amenazas imperiales a la ligera, pues, aún de su resquebrajamiento o vulnerabilidad económica y energética,  su poderío militar sigue siendo hegemónico y, por tanto, su capacidad para someter y agredir continúa intacta.  Los hechos históricos lejanos y también los más recientes nos muestran que este tipo de orden ejecutiva como la emitida el pasado 09 de marzo por el gobierno de Barack Obama, nos muestran que ellas forman parte de un protocolo preliminar para materializar luego intervenciones y escaladas militares, acciones que por la naturaleza de la revolución Bolivariana podrían extenderse a otros países de la región, principalmente, los más proclives al modelo del Socialismo que acompañan a Venezuela en el ALBA-TCP (Bolivia, Ecuador, Cuba y Nicaragua)

II.- ¿Petróleo o socialismo? : La discordia del imperio en decadencia  

En cuanto a esta interrogante privilegiamos dos tesis, la primera argumenta que el problema es y no es el petróleo, aunque suene paradójico. El petróleo, por supuesto, forma parte permanente de la agenda de la política exterior y también de la seguridad nacional de Estados Unidos. Ciertamente, es una necesidad para el imperio, a tal punto que esto lo ha llevado a la utilización macabra de la tecnología del fracking para obtener Shale oil.

Sin embargo, cuando profundizamos, un poco mas,  y nos preguntamos qué ocurriría si Venezuela, país con las mayores reservas de petróleo a escala mundial, tuviese un gobierno pro gringo y dispuesto a traer a las compañías transnacionales petroleras, en condiciones como la suscitadas durante la Apertura Petrolera, para que exploten nuestro petróleo, encontraríamos como respuesta que sencillamente se desdibujaría la amenaza imperial y el petróleo nuestro dejaría de ser una preocupación como ahora para ellos. De modo que, más allá del petróleo, el quid del asunto, el problema de fondo, es el carácter soberano de nuestro gobierno y sus claros signos de no subordinarse a las políticas del imperio. En esto último descansa, justamente, nuestra segunda tesis que viene a expresar que es nuestro compromiso con el socialismo y de allí la unidad alternativa con nuestros pueblos de América Latina lo que realmente despierta la discordia del imperio para convertirnos en blanco de agresión.

A estas tesis y conclusiones llegamos luego de un arduo estudio y análisis complementado con la experiencia diplomática de haber vivido en otro país OPEP, como Argelia y fíjense que allí no se gestó la llamada primavera árabe y Argelia tiene uno de los petróleo mas liviano del mundo -aun cuando su reservas no son tan cuantiosas como las nuestras- y posee la novena reserva  más  grande de gas natural a escala mundial (6) y, sin embargo, allí no hubo amenaza imperial, como tampoco la habido en Arabia Saudita, ¿por qué?  La razón, es muy simple, estos países siendo partes del Sur, son países cooperantes con EEUU y no representan un peligro, por el contrario son sus aliados en África y en el Medio Oriente, respectivamente.

Por lo que no es casual que estas amenazas y agresiones imperiales contra el noble pueblo de Bolívar, inédita en nuestra América del Sur, ocurran en un contexto de precios bajo del petróleo, aunado a una guerra económica interna que ha tenido como ejecutor al gran capital en sinergia con las elites políticas apátridas. Tampoco es casual que todo esto se intensifique, justamente ahora, en este 2015, año en el cual tendrá lugar una nueva contienda electoral. La oposición y la derecha internacional con toda esta campana buscarán generar el mayor de los miedos para influir en el sector de los “nini” y llevar la balanza a favorecer a la oposición. Una situación muy similar ocurrió en Nicaragua en 1990 con la lacaya del imperio Violeta Chamorro quien se impuso tras toda una campaña perversa orquestada por los gringos en contra del glorioso frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que había alcanzado el triunfo y la liberación de la patria de Sandino en julio de 1979.

En Venezuela se ha combinado el formato chileno con ciertos ingredientes del formato nicaragüense, aunado a nuevos elementos que son cónsonos con el  desarrollo informático y comunicacional que le es característico a este momento histórico. Al día de hoy las cuentas están más claras. Y debemos decir una vez mas, como José Félix Ribas, “no podemos optar entre vencer o morir, necesario es vencer”!

Notas: ____________________________________________________

 

1.- Sociólogo Summa Cum Laude (UCV)

Especialista en Economía y Política Petrolea Internacional (UCV)

Tesista en materia petrolera del Doctorado en Ciencias Sociales (UCV).

Prof. – Jefe del Departamento de Análisis Económico, Político y de la Planificación/Escuela de Sociología-UCV

Autor de los libros: Petróleo y Socialismo en el Siglo XXI (2005) y Los Retos de la OPEP en el siglo XXI –Un análisis al calor de la política petrolera venezolana (2006) y de numerosos artículos en materia petrolera en Revistas nacionales e internacionales.

Militante revolucionario.

2.- Por primera vez en la historia, una potencia no euroasiática surge como la suprema potencia mundial.

3.- Debemos tener claro que el nombre técnico correcto es lutitas y no esquistos, dado que el esquisto es una roca básicamente metamórfica, sin porosidad ni permeabilidad para contener hidrocarburos, aun cuando en la literatura energética  se clasifican a los esquistos como parte de un tipo de lutitas. En consecuencia, las lutitas se tratan de rocas sedimentarias y porosas que contienen grandes reservas de petróleo y gas. Ambos hidrocarburos no convencionales pueden ser obtenidos a partir de técnicas como la fracturación hidráulica (fracking como se le denomina en idioma ingles). Este método consiste en inyectar agua a muy alta presión junto a varios químicos para fracturar las rocas y poder extraer el petróleo y gas adheridos a esta.

Hasta ahora, Estados Unidos concentra las reservas más grandes de Shale Oil – petróleo maduro que se encuentra en cuerpos de lutitas, también llamado en los Estados Unidos, tight oil- y es a su vez el mayor productor con un volumen diario que sobrepasa los 2.5 millones de b/d. En tanto que China posee las mayores reservas de Shale gas – Gas natural que se encuentra en cuerpo de lutitas-. Sin embargo, la técnica del fracking por sus onerosos daños ambientales se encuentra prohibida en varias partes del mundo como en Francia y en el estado de Nueva York.

4.- El presidente de Goldman Sanchs Asset Management, Jim O’Neill, acuño el término económico “BRIC” en 2001 para agrupar a los principales mercados emergentes, aunque Brasil, Rusia, India y China, toma oficialmente el nombre de Bric a finales de 2008. Posteriormente, en el 2011 se adhirió Sudáfrica, fecha, a partir de la cual se denomina con el acrónimo BRICS. Se prevé que el potencial económico de estos países es de tal magnitud que pueden convertirse en las economías dominantes hacia el año 2050.

Existe la expectativa de que los BRICS ayuden a formar un nuevo orden económico mundial más equilibrado.

5.- ALBA-TCP, es una organización nacida en diciembre de 2004 en la Habana, Cuba. Actualmente, está compuesta por Cuba, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Dominica, Haití, Antigua y Barbuda, Granada, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y Las Granadinas, Surinam y Venezuela. La organización pone su acento en la lucha contra la pobreza y la exclusión social con fundamentación en el modelo del Socialismo en el siglo XXI.

6.- De acuerdo con el Annual Statistical  Bulletin OPEP de 2014, Argelia posee 12.200 millones de barriles de petróleo de reservas probadas y 4.504 billones standard de metro cúbico de gas natural.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.