6.dic.2010 / 05:50 pm / Haga un comentario

¿Qué era Venezuela hasta hace 12 años? La respuesta es tan simple, como dolorosa: un territorio carente de soberanía, una simple fuente de recursos al servicio de los intereses del imperialismo y de la acumulación del capital. Un país que en nombre de la “Democracia” perseguía y criminalizaba al movimiento popular, en el que una élite lacaya se conformaba con las migajas que caían de la mesa de los dueños del país. Sí, Venezuela era un país privatizado y hay que decirlo sin eufemismos, un país donde unos pocos eran los dueños de la tierra. Nuestro país era una potencia en telenovelas: una plataforma para la alienación de las grandes masas, un país eclipsado por una economía rentista donde se importaba casi todo, y solo exportaba petróleo. Un país que alcanzó su máximo nivel de ingresos, llegando a ser conocida como “la Venezuela Saudita” y tocando fondo en los 80´s como consecuencia del servilismo a las políticas neoliberales del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, llegando a ser un país lleno de miseria y desesperanza. Venezuela fue golpeada por los demanes de un pacto hecho por la élite política de la época que traicionó las aspiraciones de un pueblo que enfrentó con valentía la tiranía, se cambió una tiranía por otra. La burguesía apátrida y ambiciosa explotó y degradó vorazmente los recursos, casi la totalidad de los cuerpos de agua de nuestro país fueron contaminados por la ausencia de políticas en materia ambiental: el lago de Maracaibo, el lago de Valencia, el río Guaire, el río Neverí, por solo citar algunos. Más dramático aún es el caso de la salinización que esta sufriendo el Delta del Orinoco, como consecuencia del cierre del caño Manámo. Aquella Venezuela C.A. era una burbuja donde la brecha de desigualdad crecía con el paso de los días, la democracia más sólida de América Latina era sólo una ilusión. No quiero terminar esta reflexión sin referirme al caso de Lagunillas-estado Zulia, una demostración palpable de cómo la voracidad capitalista arremetió contra el pueblo, hoy Lagunillas está debajo del nivel del lago, y se está hundiendo, fue tanto el petróleo que de allí se sacó que se empezó a hundir. La Venezuela privatizada privaba a los nadies del acceso a la educación, a la salud, a la alimentación, al trabajo y a vivir.

Heryck Rangel Hernández
Twitter: @HeryckRangel

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.