Internacionales

2.dic.2010 / 04:35 pm / Haga un comentario

El capitalismo en su proceso depredador socializa los costos y privatiza la ganancia, en su lógica los pobres son pobres porque quieren, la tierra es de quien se adueñe de ella y no de quien la trabaje, la naturaleza es una mera fuente de recursos para explotar, los perjuicios ambientales son sólo externalidades y diariamente el sistema se encarga de someter a un proceso alienante a las masas para justificar la dictadura del capital. El mundo gira a un ritmo vertiginoso: la moda cambia de un día a otro, la tecnología avanza a la velocidad de la luz, la locura del consumo se incrementa exponencialmente. Ya no necesitas ir a la tienda, por internet compras, vendes, alquilas, subastas. Los gustos y necesidades se han “globalizado” o más bien homogeneizado. El “American Way” cambió los patrones de producción y consumo en el mundo. La televisión y el cine han jugado un factor determinante: Graduate-Casate-Ten Hijos-Jubilate y consume, consume, consume. Se han globalizado las comunicaciones, en tiempo real podemos ver la erupción de un volcán en Indonesia o el desarrollo de un intento de golpe de Estado; los mercados financieros no conocen de fronteras, y se juega con los capitales moviéndolos de Tokio a Nueva York, de Londres a Shangai a solo un click. Las transnacionales instalan sus maquilas en los países más desposeídos para irradiarles “desarrollo” La globalización en sí misma es un proceso continuo y dinámico, que desafía las leyes de los países en su forma de regular el funcionamiento de empresas y el comportamiento económico de los individuos a nivel internacional ¿Para que sirve la soberanía? ¿Cuán rentable es ser soberanos? Cuestionamientos basados en los reducidos razonamientos economicistas de quienes solo aspiran hacerse parte del bacanal del capital. Mientras el mundo se eclipsa ante las radiantes marquesinas de las vallas publicitarias que son lo mismo en Seúl que en Buenos Aires, y que en cualquier idioma te dicen que si no tienes una esbelta figura no encajas, te siguen vendiendo Big Mac y envenenando a sociedades enteras con alimentos transgénicos y grasas transaturadas.  Se ha globalizado tanto el mundo, y al mismo tiempo se ha deshumanizado. Si algo hay que globalizar en nuestra Madre Tierra es la Solidaridad, hoy cuando cada 6 segundos muere un niño de hambre en el mundo, a pesar de que la producción de alimentos mundial sobrepasa las necesidades de la humanidad, sin contar con la tragedia de Haití que nos desgarra el alma y que el mundo se hace la vista gorda. ¡Globalicemos la Solidaridad!

Heryck Rangel Hernández
Twitter: @HeryckRangel

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.