Actividades JPSUV / Comunicados / Internacionales

24.jul.2010 / 07:44 pm / Haga un comentario

La Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) respalda de forma categórica la ruptura de relaciones diplomáticas con el Gobierno Genocida de Álvaro Uribe Vélez

“La unidad de nuestros pueblos
no es simple quimera de los hombres,
sino inexorable decreto del destino.”
Simón Bolívar

El pasado jueves 22 de julio de 2010, se presentó en el “Ministerio de las Colonias de EEUU”, organismo también conocido con el nombre de Organización de Estados Americanos (OEA), una bochornosa, dantesca e infame acusación en contra del Proceso Revolucionario Bolivariano, por parte del gobierno narco-paramilitar de Álvaro Uribe Vélez.

En falaces argumentos y desesperadas palabras, el representante colombiano Luis Alfonzo Hoyos, político inhabilitado por corrupción y paramilitarismo, intentó materializar la directriz emanada por el Imperialismo estadounidense y el sionismo internacional, en la expresión más grotesca de lacayismo e interés antibolivariano. Con la entrega de unas fotos desteñidas, videos mal grabados y mapas bajados de Google Earth pretendieron acusar a nuestro gobierno de permitir la presencia de combatientes de la FARC en territorio venezolano. Todo esto con el apoyo silente de la obsoleta estructura burocrática de la Organización de Estados Americanos y la sonrisa complaciente de los gobiernos de derecha de la región.

Este burdo acto, pero cargado de un contenido profundamente atentatorio de la estabilidad del proceso revolucionario latinoamericano, fue respondido con la ruptura total de las relaciones del Gobierno Bolivariano del Comandante Hugo Chávez Frías y el pueblo venezolano, con el gobierno saliente del Número 82 de la lista de Narcotraficantes más buscados del Departamento de Estado Yankee.

Es en el marco de la celebración de los doscientos veintisiete (227) años del natalicio del Padre Libertador Simón Bolívar, y de la conmemoración denlos Bicentenarios de las Independencias y Revoluciones Nuestroamericanas, que la confrontación entre el perjuro Francisco de Paula Santander y el padre Bolívar, cobra más fuerza en el seno de nuestros pueblos. Es la expresión de la lucha de un pueblo que está unido en contra de los ataques de la burguesía capitalista, esa misma que hace cuatrocientos años en su expresión de colonizadores exterminaron a las poblaciones originarias, y doscientos años después, traicionaron y traicionan el sueño de la unión latinoamericana.

No es casual, que sea justo hoy, cuando estamos a dos meses de la celebración de unas elecciones de vital importancia para la consolidación radical de la Revolución Bolivariana, que estas declaraciones tramposas salen al ruedo. Las afirmaciones recientes del Sub-secretario de Estado para América Latina, Arturo Valenzuela, en contra de nuestro país; las acusaciones de una minoría de diputados chilenos de extrema derecha; la captura de los terroristas Chávez Abarca y Peña Esclusa en Venezuela; la arremetida de la Cúpula de la Iglesia Católica en contra del proceso bolivariano; la presencia de tropas, buques y un portavión yankee en territorio costarricense; la violación constante de nuestro espacio aéreo por parte de la aviación norteamericana apostada en las bases de Aruba y Curazao frente a las costas venezolanas y la instalación de las siete bases estadounidenses en Colombia, se constituyen como componentes de la agresión coordinada en contra de la Revolución Bolivariana.

Mientras el Comandante Presidente Hugo Chávez, hace esfuerzos y ha demostrado la voluntad para trabajar en la búsqueda de la paz en Colombia, el acercamiento fraterno y la Unión Nuestroamericana, las derechas colombiana y estadounidense truenan sus tambores de guerra en una política genocida y fratricida en la que valen más unos cuantos dólares, que la vida de nuestros pueblos.

En este sentido, representa el actual gobierno de Colombia la tesis de una confrontación: sus paramilitares, sus armas sionistas, su política guerrerista son hoy una piedra de tranca en la conformación de la Patria Grande. Es por ello, que nosotros, las revolucionarias y los revolucionarios de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela, tenemos la tarea histórica de asumir la vanguardia en la lucha por la defensa de la Revolución Bolivariana, la construcción del Socialismo y la materialización del sueño bolivariano de una América Unida, a través de la elevación de los niveles de conciencia del pueblo y nuestra militancia.

Es por esto, que debemos mantenernos movilizados y alerta en torno a la arremetida imperialista, canalizada a través del decadente gobierno de Uribe. Mientras ellos pretenden la guerra y acabar así con la esperanza libertaria de los pueblos bolivarianos, nosotros respondemos como lo hizo Neruda:

…Bolívar, capitán, se divisa tu rostro.
Otra vez entre pólvora y humo tu espada está naciendo.

Otra vez tu bandera con sangre se ha bordado.
Los malvados atacan tu semilla de nuevo,
clavado en otra cruz está el hijo del hombre.

Pero hacia la esperanza nos conduce tu sombra,
el laurel y la luz de tu ejército rojo
a través de la noche de América con tu mirada mira…

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.