Estudiantiles

10.abr.2010 / 01:47 pm / Haga un comentario

ABN.- Estudiantes revolucionarios de distintas facultades de la Universidad Central de Venezuela (UCV) realizaron este jueves una jornada social y cultural, como muestra de su rechazo a las diversas acciones de privatización de esta universidad emprendidas por la rectora de esta casa de estudios Cecilia García Arocha.

Los estudiantes organizaron la colocación de un punto de venta de alimentación de la Corporación Venezolana Agraria (CVA), en la cual ofrecieron tanto a la comunidad ucevista como a los habitantes de sectores aledaños, la venta de diversos productos alimenticios a precios económicos.

Kevin Ávila, presidente del Centro de Estudiantes de la escuela de Trabajo Social y miembro del frente Estudiantes Revolucionarios en contra de la Privatización de la UCV, explicó que esta actividad tiene como propósito hacer un llamado de atención “en contra de las expulsiones, la privatización de la universidad, la colocación de portones en las entradas que pretenden colocar las autoridades y que se abran espacios verdaderos de participación”.

A pesar de que estas jornadas fueron notificadas a las autoridades universitarias con antelación e incluso conversadas el día anterior con el jefe de seguridad de la UCV, Alirio Segovia, el estudiante informó que desde tempranas horas el acceso hacia la llamada “Tierra de Nadie”, sitio que tenían planificado originalmente la actividad, estuvo limitado por cadenas con candados. Esta situación ocasionó que muchos de los camiones de alimentación que iban a ofrecer el servicio se devolvieran.

Sin embargo, el grupo de estudiantes revolucionarios trasladaron su planificación hacia la entrada de las Tres Gracias, lugar donde se ofreció a la comunidad un punto de alimentación del cual fueron beneficiados tanto los habitantes del sector como los empleados de esta universidad.

Refirió Ávila que la actitud de García Arocha hacia los diversos sectores de la comunidad universitaria siempre ha sido de arbitrariedad sin emitir argumentos razonables que justifiquen sus acciones.

Indicó que en la actualidad los diversos sectores de la universidad no son escuchados por las autoridades, quienes en algunas ocasiones les han concedido a los estudiantes sólo diez minutos como derecho de palabra en el Consejo Universitario, ordenándoles inmediatamente salir de estas reuniones sin debatir ni tomar en cuenta las opiniones emitidas.

“La rectora no sorprende con su actitud. Estamos acostumbrados a medidas como esta. A ella no le conviene estas actividades, lo cual muestra el egoísmo de esa elite que ha secuestrado la Universidad”, manifestó Ávila.

La jornada de alimentación se realizó hasta horas del mediodía para luego dar paso a la toma cultural en la Tierra de Nadie de la UCV.

Con respecto a la convocatoria a referéndum para la instalación de portones realizada el 25 de marzo por la comisión electoral de la UCV por solicitud de la Federación de Centros Universitarios (FCU) y la APUCV, Kevin Ávila señaló que es la primera vez que un grupo de estudiantes pide la expulsión de otros compañeros por esta vía, considerando que las preguntas que se estaban proponiendo estaban orientadas a justificar la apertura de expedientes a 11 estudiantes que se manifestaron en contra de la instalación de los portones mencionados.

“Ellos (FCU) en vez de estar trabajando por un comedor digno, por bibliotecas, servicio de transporte, sala de informática digna, por espacios culturales, deportivos y recreativos, están proponiendo referéndum para juzgar a otros compañeros, porque al final todos somos compañeros”, subrayó Ávila.

Cabe señalar que el referéndum convocado fue suspendido el día de ayer, debido a las presiones de los estudiantes de esta casa de estudios, incluso de quienes apoyan la gestión de la rectora Cecilia García y se declaran opositores al proceso revolucionario, por considerar la forma de esta consulta “tendenciosa y malintencionada”.

Ávila denunció que desde las autoridades se promueve la discriminación, segregación e intolerancia hacia quienes difieren de la gestión de la rectora, por medio del periódico interno de la universidad y de consejos de facultad ampliado, en el que muestran un video que sataniza al movimiento estudiantil revolucionario y en el que muestran a otros estudiantes pidiendo la expulsión de los jóvenes bolivarianos.

“Nosotros seguiremos luchando para que esto avance. No nos amilana expedientes, periódicos pues tenemos la convicción de que la universidad les pertenece a todos los ciudadanos. Si ellos quieren hacer un referéndum para consultar la colocación de puertas, bueno que le consulten al dueño de la UCV que es el pueblo venezolano”, enfatizó Ávila.

El estudiante informó que seguirán realizando estas jornadas, al igual que foros, debates y encuentros a fin de estudiar la situación de inseguridad en la UCV y entregar propuestas al Gobierno nacional a fin de trabajar en conjunto para disminuir este problema que afecta a todas y todos los venezolanos.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.