Estudiantiles / Internacionales

28.ene.2011 / 04:35 am / Haga un comentario

teleSUR.- La Policía de Egipto reprime este viernes una de las manifestaciones más grandes de la historia del país en la que se exige la salida del presidente Hosni Mubarak quien tiene más de 30 años en el poder. Se reportan tres muertos por balas de goma en el centro de la ciudad de El Cairo.

Bajo la consigna “el pueblo quiere la caída del régimen”, miles de personas se manifiestan en contra del Presidente. Los reportes  señalan que más de 150 mil personas en Alejandría y otras en Suez están movilizadas mientras el país permanece sin acceso a Internet y al resto de las comunucaciones.

Este viernes fue llamado como el “Día de la Ira”. La gente se mantiene en las calles a pesar de la represión policial con bombas lacrimógenas.

Se conoció que hay varios periodistas heridos y desaparecidos en medio de una multitud enfilada a seguir con las protestas que iniciaron el pasado martes .

El experto en temas del Medio Oriente, George Zade, señaló en exclusiva para teleSUR que el Presidente debe empezar a realizar cambios en su Gobierno para atender las demandas del pueblo.

El analista agregó que es posible que esta situación provoque la salida de movimientos políticos que puedan aprovechar la sublevación civil. Aclaró que en este momento no se puede ofrecer una hipótesis en medio de tan delicada situación.

“El pueblo egipcio es paciente pero eso no puede durar para siempre. Llega el momento en que dicen ya basta, hasta aquí hemos llegado, se conforman con ciertas promesas pero al final se cansan”, señaló a teleSUR el analista internacional.

El experto sostuvo que este “es un golpe fuerte para Estados Unidos e Israel. Mubarak era el aliado incondicional de Estados Unidos e Israel que abrió las puertas para todo lo que estas naciones necesitaban”.

Las multitudinarias protestas se fortalecieron tras el bloqueo de las redes sociales por orden del Gobierno egipcio que además cortó las líneas telefónicas móviles en algunas regiones del país.

Zade señaló que en estos momentos las Iglesias cristianas han instado a sus fieles a que formen parte de las manifestaciones en contra del régimen de Hosni Mubarak y resaltó el papel de los jóvenes que están tomando el mando en las movilizaciones.

“Los jóvenes son los que coordinan las acciones. Esperamos que el pueblo egipcio sea consciente y sepa tratar las trampas que le puedan tender los politíqueros de oficio”, explicó Zade a teleSUR.

El analista recordó que “Egipto es un objetivo militar por varias naciones por su cercanía a Israel, por su poderío, su presencia dentro del mundo árabe y africano. Es un país que puede hacer cambiar mucho las reglas en el Medio Oriente”.

Por otro lado acotó que hasta el momento no ha habido ningún pronunciamiento de la Liga Árabe “y ahora se estudia la manera de defender sus respectivos Gobiernos”.

“La Liga Árabe lo único que puede pronunciar es un llamado a la calma, pero cuando el pueblo está siendo reprimido nadie llama al Gobierno a la calma”, dijo el analista.

Geoge Zade recordó que ese tipo de organizaciones siempre han buscado la forma de satisfacer sus propios intereses en vista de su condición de “burócratas”.

La cadena catarí de televisión, Al Jazeera, reseñó este viernes que las protestas en El Cairo se originaron tras la detención del premio nobel de la paz Mohamed el Baradei.

Reseñó que El Baradei, se encontraba en la mezquita del barrio cairota de Giza y en el momento que intentó salir, la policía lo arrestó y prohibió también la salida del opositor Osama Gazali.

Tras la detención del Nobel de la Paz, se produjo una gran manifestación lo que llevó a los policías a enfrentarlos y reprimirlos con agua y bombas lacrimógenas.

La protesta, contra esta medida del Gobierno, se inició en los alrededores donde El Baradei permanece retenido.

La acción se resistró luego de que comenzaran las manifestaciones en varios puntos de la capital egipcia, así como en otras ciudades, con la finalidad de forzar la salida del presidente Hosni Mubarak.

teleSUR – Afp /dg/YR

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.