Estudiantiles / Internacionales

5.ago.2011 / 10:41 am / Haga un comentario

Foto: AFP

La represión policial a las manifestaciones de estudiantes secundarios y universitarios, quienes exigían una enseñanza pública de calidad y rechazaba la propuesta gubernamental a esas demandas, terminaron con casi de 900 personas detenidas.

El secretario general del Gobierno, Andrés Chadwick, confirmó hoy que en total suman 874 personas detenidas a nivel nacional.

Y es que ayer, alumnos de la Asamblea de Estudiantes Secundarios, así como universitarios habían programado dos marchas, para la mañana y la tarde respectivamente, por La Alameda, principal avenida de esta capital.

Desde temprano, más de un millar de Carabineros, apoyados por uniformados a caballo, helicópteros, carros lanza-agua y lanza-gases reprimieron las marchas.

Aunque los estudiantes solicitaron el permiso para hacerlas, las autoridades gubernamentales no accedieron.

No obstante, los alumnos acompañados de profesores decidieron realizar las manifestaciones con las cuales expresaban su desacuerdo con el pliego de 21 puntos, con el cual el ministro de Educación Felipe Bulnes intentaba dar solución a los reclamos estudiantiles.

Imagen de muestraLos jóvenes, así como profesores, familiares, y diversos sectores del país, consideran que la oferta del gobierno es insuficiente y sólo reproduce el modelo neoliberal, de mercado, que impera en la educación de Chile, una de las más caras del mundo.

Ante la fuerte represión, que para muchos la comparan con las aplicadas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), Chadwick justificó que el derecho constitucional a reunión de los manifestantes no fue vulnerado, pues “está sujeto a una solicitud”, que fue negada por la intendencia.

Chadwick aseguró que “nosotros (el gobierno) sabíamos que al colocar límites se iban a producir manifestaciones en el entorno, pero creo que hay veces que la autoridad tiene que demostrar que también está protegiendo el derecho de todos”.

La jornada de ayer, al llamamiento de la Confederación de Estudiantes de Chile culminó con un “cacerolazo” en horas de la noche, contra la represión desatada por carabineros.

La presidenta de la organización Camila Vallejo advirtió que los universitarios no temen a la fuerza de la autoridad y seguirán movilizados por una reestructuración del sistema educativo, de manera que esté en manos del Estado, sea más justo, inclusivo, y de mayor calidad.

“ÂíHoy la ciudadanía ha salido a las calles a responderle a este gobierno; un pueblo entero clama por mejor educación para sus hijos!”, escribió ayer, Vallejo en su cuenta de la red social Twitter.

arc/otf
Prensa Latina

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.