Estudiantiles / Internacionales

16.abr.2010 / 10:35 pm / Haga un comentario

ABN.- Un grupo de sujetos enmascarados, presuntos estudiantes de la Universidad Santiago de Cali, penetró y prácticamente destruyó el salón  el pasado miércoles 14 de abril, donde el candidato a la presidencia de Colombia Juan Manuel Santos, militante del Partido de la U, de posiciones derechistas y belicistas, se preparaba para formular un discurso sobre “seguridad democrática” y otras propuestas de su plan de Gobierno.

Prensa Latina citó a varias emisoras de radio colombianas al reseñar que Santos salió escoltado de la institución universitaria colombiana debido a estas protestas populares que impidieron su pronunciamiento en plena campaña electoral hacia la Casa de Nariño..

“El aspirante a la jefatura estatal, considerado un continuador de las políticas del actual presidente Álvaro Uribe, fue trasladado entre escudos policiales hasta un lugar más seguro dentro de la sede académica”, citó PL.

Se conoció que ante el empuje de un centenar de manifestantes, agentes del orden en la ciudad de Cali, Valle del Cauca, respondieron con gas lacrimógeno, mientras Santos se trasladaba hasta el tercer piso en el colegio de altos estudios.

Sin embargo, no es la primera vez que sucede esto, pues una situación similar se presentó en octubre pasado en la universidad de Caldas, durante una presentación del ex ministro de Defensa en un foro estudiantil.

En aquella ocasión, el auditorio del evento fue sitiado por alumnos inconformes con la manera en que seleccionaron a los participantes en el debate, entre otros reclamos.

Sectores populares has manifestado su incoformidad con la candidatura de Santos, por considerar que mantendrá la política uribista que se sostiene en la gran burguesía exportadora y financiera.

De igual manera, la presidencia del partido de la U se apoya en un aparato represivo encabezado por las Fuerzas Armadas, y con el argumento de derrotar a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) extienden la ofensiva antiobrera y antipopular para imponer sus planes neoliberales.

Según algunas encuestadoras, Santos y el Partido de la U encabezan los sondeos camino a los comicios presidenciales del 30 de mayo, pero muchos sectores populares creen que un eventual Gobierno suyo complicaría, aún más, las relaciones internacionales de Colombia.

A Santos se le vincula a la responsabilidad institucional en muchos de los más de 5000 casos de ‘falsos positivos’, lo cual ha sido negado por él, a pesar de haber sido él Ministro de Defensa. También se vincula Santos al deterioro de las relaciones colombo-venezolanas luego de que bajo su mando se efectuó el bombardeo de Angostura, territorio ecuatoriano fronterizo con Colombia, y las relaciones quedaron congeladas. Otros hechos criticados son las vinculaciones a la parapolítica, narcopolítica y narcoeconomía, así como al sonado caso del Watergate colombiano.

La semana pasada, la candidata por el partido conservador señaló que no veía en Santos el candidato que ella debería enfrentar en la segunda vuelta.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.