Internacionales / Juventud

1.may.2012 / 08:56 pm / Haga un comentario

A horas de conmemorar el día de los Trabajadores, reunidos en Montevideo, Uruguay. Ciudad de grandes hitos de nuestra patria grande, desde el histórico Paraninfo de la Universidad de la República, los estudiantes nos convocamos a debatir, a tomar conciencia y organizarnos en torno a la integración de nuestros pueblos, asumiendo el desafío de transformar nuestro continente.

Luchamos pisando el bicentenario de la gesta independentista de Bolivar, Artigas, Sucre y San Martín, para terminar con aquella misma tarea de liberación,  realizando la segunda y definitiva independencia de los pueblos desde el Río Bravo a la Patagonia.

Hace doscientos años, nos dividimos en países  porque no pudimos ser una nación, la verdadera nación de Nuestra América negra, originaria, mestiza, que luchamos por recuperar hoy, esa nuestra identidad profunda y común.  Y vemos como Nuestra América se ha echado a andar siguiendo el llamado de José Martí, unido y apretado como la plata en la raíz de los andes.

Ante la crisis capitalista mundial, nuestro territorio ha tomado enorme relevancia para la disputa interimperialista mundial, comandado por núcleos de capital financiero trasnacional.  En el marco de esa disputa global, se delinean los proyectos estratégicos en América Latina, y entre ellas la posibilidad histórica de autodeterminación de los pueblos.

De este contexto, emergió en el seno del movimiento estudiantil la necesidad de reunirnos en este Congreso de Integración Política Regional, de cuyo debate y encuentro de intelectuales, organizaciones estudiantiles y de trabajadores, miembros de gobiernos de la región, tenemos un saldo organizativo y de consciencia observando a la integración y la unidad de nuestros pueblos como paso estratégico, y la necesidad de dotarlo de participación popular en todas sus instancias.

Del conjunto de debates que se hicieron presentes vale destacar algunos de ellos.

La resistencia en Colombia al neoliberalismo, signado por el militarismo y represión del gobierno de Santos y los Estados Unidos, ha dado un importante paso organizativo al desarrollar la Marcha Patriótica el 21, 22 y 23 de Abril que saludamos y brindamos nuestra solidaridad al hermano pueblo bolivariano-colombiano.  Y exhortamos también a la restitución de los derechos a ser elegida como representante a la señora Piedad Córdoba, luchadora por la salida negociada del conflicto armado en Colombia.

La “democracia” norteamericana además continua con su agresión a cuba, con el criminal Bloqueo pese a las continuas declaraciones de Naciones Unidas y repetimos una vez mas, en este caso, con la participación de Olga Salanueva, esposa de Rene González la exigencia de libertad para los 5 cubanos injustamente encarcelados por su lucha antiterrorista.  Exigimos además la liberación de Oscar López Rivera quien lleva 31 años preso en las cárceles norteamericanas por luchar por la independencia de Puerto Rico, caso del cual el congreso tomó en detenido conocimiento de la palabra de Elizam Escobar ex preso político puertorriqueño.

Por otro lado, es preciso avanzar en las transformaciones que los países del ALBA encabezan. En ese marco extender en nuestros pueblos el apoyo a la democracia de la República Bolivariana de Venezolana, que una vez más se juega en la elección presidencial su profundización revolucionaria.

Así como celebrar el proceso de  lucha por la descolonización de Malvinas y recupero de la soberanía por parte de Argentina de las islas, que ha dejado de ser una causa nacional para convertirse en causa común de Latinoamérica y los pueblos del mundo que luchan por una nueva configuración mundial.

Las organizaciones populares con sus jóvenes como actores centrales de las luchas que recorren el continente, tienen por delante el desafío de profundizar los lazos de nuestros pueblos.  El movimiento estudiantil latinoamericano y caribeño viene demostrando que es posible, con una participación histórica en el XVI CLAE, enmarcada en el Cono Sur dentro de un proceso de ascenso de la organización y consciencia a través de espacios como los encuentros por carrera, y su referencia para la discusión académica y política.

Sentimos que estamos en el camino correcto, el avance de las organizaciones populares y la mayor solidaridad internacional son las que llevaran a la construcción de nuestra patria latinoamericana, porque como dijo Salvador Allende: “la historia es nuestra y la hacen los pueblos”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.