Internacionales

10.oct.2013 / 02:13 pm / Haga un comentario

Pantallazo36-300x177La Juventud Hostosiana (JH) del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano participó en el I Encuentro Internacional Antifascista celebrado en Caracas del 11 al 15 de septiembre de 2013. El compañero Mikael Rosa Rosa fue el delegado de la JH a la actividad.

Conversamos con Mikael Rosa Rosa, miembro de la JH sobre su experiencia en este primer encuentro cuyo propósito fue entablar un diálogo entre los jóvenes latinoamericanos y caribeños sobre el neofascismo a nivel mundial y que el imperialismo pretende imponer en nuestras naciones. El Encuentro también se enmarcó en la celebración del quinto aniversario de la Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela y de la conmemoración de la vida del compañero presidente Salvador Allende.

Nada más comenzar nuestro diálogo, Mikael habla de la solidaridad del pueblo venezolano con Puerto Rico:

«El pueblo venezolano me mostró una solidaridad increíble hacia el caso puertorriqueño. Lo pude observar no solo en los espacios donde se daban las actividades políticas, sino que en la calle. Diversas personas tanto en el metro como en lugares de comer me manifestaban su deseo de ver un Puerto Rico libre, además de ratificar la hermandad de nuestros pueblos.»

Mikael nos relata que: «La JH estuvo en calidad de organización internacional invitada. La organización aportó una perspectiva al tema del fascismo entrecruzando el análisis de esta corriente política con lo que es el colonialismo, haciendo reseña particular al caso puertorriqueño. Como parte de ello se realizó una ponencia en la cual se analizó cronológicamente el desarrollo de la represión en la Isla.»

-Imagino que los jóvenes no perdieron la oportunidad de conocer sobre nuestro país…

«Sobre Puerto Rico me realizaron muchas preguntas en cuanto a nuestra relación política con Estados Unidos y sobre el estado de nuestra lucha. Igual muchos me comentaban que tienen un compromiso con nosotros pues nos consideran parte de la agenda inconclusa de Bolívar. Claro está, que además de ese tipo de planteamientos, el cuestionamiento sobre la salsa puertorriqueña y sus intérpretes no faltó en ningún momento», afirma sonriendo.

-Visitaste el Cuartel de la Montaña donde se honra al comandante Hugo Chávez… cuéntanos.

«La sensación en el cuartel de la Montaña es algo muy difícil de describir. Da una especie de sentimientos encontrados. Estar en la ciudad palpando todos los logros que lideró Chávez, y luego tener que visitar el centro donde se encuentran sus restos es algo que hasta cierto punto entristece. Pero la realidad del caso es que su obra es evidente y su presencia más allá de la dimensión material es hecho innegable. Me considero afortunado por haber visitado ese glorioso recinto.»

-Los medios de comunicación aliados del imperialismo son muy negativos respecto a Venezuela, dinos, ¿qué viste de positivo?

«De positivo vi muchísimas cosas. Entre ellas me gustaría resaltar cuatro: Primero, las fuerzas policiacas y militares son parte del pueblo, no los defensores de sectores particulares. Segundo, se observa un gran esfuerzo por parte del Estado en garantizar el acceso a servicios esenciales como transportación, educación, vivienda y participación gubernamental. Tercero, el nivel de debate político es uno de gran calidad, tanto en las calles, como entre los cuadros jóvenes del PSUV. Por último e importantísimo para mí, como joven que soy, hay un número considerable de jóvenes de menos de 30 años que ocupa puestos en el gobierno. Y eso también incluye a las compañeras. El rol de la mujer en cargos gubernamentales también es uno de gran relevancia.

-Mikael continúa:

«Venezuela está en medio de un proceso muy importante en su historia, y en el cual tenemos que ser solidarios. Igual puedo decir que estuve en un lugar donde la prioridad de su gobierno es el ser humano y su integridad. Creo que lo que están realizando va sentando las bases para un largo camino que nos queda por recorrer a los pueblos latinoamericanos.»

-Según las noticias, entre los ponentes hubo una pléyade de intelectuales y líderes como Fernando Lugo, expresidente de Paraguay; Ignacio Ramonet, periodista español; Eduardo Galeano, escritor uruguayo; y Patricia Rodas, excanciller de Honduras, que interactuaron en el Encuentro, ¿tuviste una experiencia significativa con alguno de ellos?

«Lo mejor que me pasó, dentro de todas las cosas buenas, fue tener la oportunidad de escuchar a Eduardo Galeano. Su serenidad e inteligencia al hablar me permitieron ver que tenemos cosas tan sencillas que recuperar como lo es el valor de nuestra palabra. También encontré muy interesante la ponencia de Ramonet que argumentó sobre la relación entre el fascismo y las estrategias de comunicación. Recordó que Alemania cayó en el fascismo porque el pueblo fue hipnotizado por los medios. Goebbels, el ministro de Propaganda nazi, se encargó de controlar toda la prensa. Hoy en América Latina, los medios privados están aliados a los poderes locales e internacionales y nos dicen cómo pensar y actuar. En nuestros países latinoamericanos y caribeños tenemos una lucha contra los latifundios mediáticos. »

-«Fíjate», me dice…

«Lo más importante que aprendí es el rol que debemos tener las organizaciones en que militamos. Aprendí que estamos para hablarle al pueblo, y no para encerrarnos en nosotros mismos. Del mismo modo, creo que la estructura juvenil del PSUV tiene muchos rasgos que podemos adaptar. Igualmente, su programa de formación de cuadros es un elemento que debemos considerar y tomarlo como ejemplo.»

-Mikael no deja pasar la oportunidad para expresar su agradecimiento:

«Me gustaría agradecer la atención brindada por los compañeros tanto venezolanos como de otras partes como Argentina, Costa Rica y Colombia durante esos días. La química que se logró hizo que el trabajo político realizado, a pesar de ser arduo, fuera muy gratificante y placentero.»

Concluimos la entrevista con Mikael, un joven que ha hecho suyos los ideales de la Patria Grande, de Nuestra América, de un Caribe integrado y combativo y, por supuesto, un joven boricua inmerso en nuestra lucha por la liberación nacional desde la JH.

Al despedirse nos recuerda la frase de Allende pintada en las pancartas del Encuentro: «Ser joven y no ser revolucionario, es una contradicción hasta biológica.»

-¡Eso! Gracias Mikael, ustedes son el futuro de la Patria.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.