Internacionales

29.mar.2016 / 08:51 am / Haga un comentario

Caracas, 28 Mar. AVN.- El directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) disolvió la Subgerencia de Derechos Humanos (DDHH), mientras que el Ministerio de Modernización autorizó el cambio de nombre y de funciones de la Dirección Nacional de DDHH, que investigaba delitos de lesa humanidad ocurridos durante el gobierno de la Junta Militar (1976-1983) en la nación sureña.

Los empleados de la subgerencia del banco fueron despedidos y el área cerrada. Dicha decisión fue tomada con siete votos a favor, entre los que se cuentan los del presidente, Federico Sturzenegger, y el vicepresidente, Lucas Llach, y tres en contra, de los directores Pedro Biscay, Juan Cuattromo y Germán Feldman.

“Se perdió una herramienta fundamental que contribuía con la tarea de mantener vivo el compromiso con las políticas de Memoria, Verdad y Justicia, pilares esenciales de nuestra democracia”, refirió Biscay, quien también indicó a Página/12 que el cierre de la instancia contribuirá a que los cómplices civiles del golpe perpetrado hace 40 años contra el gobierno de Isabel Perón “permanezcan libres de juicio y castigo. La disolución de la Oficina de Derechos Humanos contribuye a su impunidad”.

Por su parte, el Ministerio de Modernización aprobó el cambio de nombre de la Dirección Nacional de DDHH a Auditoría Ética sobre las Fuerzas de Seguridad. La instancia había sido creada para garantizar el acceso a la información que los organismos de seguridad se negaban a entregar a los entes de Justicia argentinos.

Página/12 reportó que algunas copias de sentencias judiciales, reglamentos y un censo de contenido de archivos, fueron tirados a la basura. Además, vaciaron las oficinas sacando escáners y computadoras para reubicarlas en otras áreas.

Con esas modificaciones, continúa el desmontaje de las instituciones abocadas a investigar los hechos ocurridos entre marzo de 1976, cuando una Junta Militar conformada por los comandantes de las tres Fuerzas Armadas de este país, al mando de Jorge Rafael Videla, tomaron arbitrariamente el control de la nación hasta 1983, cuando fue electo mediante sufragio Raúl Alfonsín.

Si bien no existe un número exacto de víctimas, organizaciones encargados de velar por lo Derechos Humanos han contabilizado a más de 30.000 desaparecidos y miles de personas fallecidas, entre ellas más de 200 niños.

 

 AVN 28/03/2016 10:55
 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.