Internacionales

15.nov.2009 / 01:10 pm / Haga un comentario

PL.- El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, anunció su decisión de rechazar su retorno al cargo como parte de una maniobra para encubrir el golpe militar que lo derrocó en junio pasado.

El estadista dio a conocer su postura en una carta enviada anoche al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien censura el cambio de posición de su gobierno para favorecer a las castas militares que rompieron el orden democrático en Honduras.

Zelaya criticó en ese sentido el respaldo del Departamento de Estado a las elecciones del próximo día 29, incluso si se celebran bajo las condiciones de represión del régimen de facto.

En la misiva, Zelaya advierte a Obama sobre el carácter ilegal de los próximos comicios, pues el estado de facto que vive la nación no brinda garantías de igualdad y libertad en la participación ciudadana.

Añade que son “una maniobra electoral antidemocrática repudiada por grandes sectores del pueblo para encubrir los autores materiales e intelectuales del Golpe de Estado”.

El estadista recuerda la represión a la que es sometido el pueblo por las fuerzas armadas y la policía, que ha dejado un saldo trágico de más de un centenar de asesinatos y cientos de heridos.

Subraya que realizar los comicios en esas condiciones “será una vergüenza histórica para Honduras y una infamia para los pueblos Democráticos de América”.

Zelaya ratifica también el fracaso de los acuerdos firmados por sus representantes y los del régimen de facto el pasado 30 de octubre, por el incumplimiento unilateral de estos por el jefe del régimen de facto, Roberto Micheletti.

Recuerda las promesas de cambio de Obama en la política norteamericana hacia América Latina, negadas en el caso de Honduras al favorecer “la intervención abusiva de las castas militares en la vida cívica de nuestro Estado”.

Cada vez que se derroca un Gobierno legítimamente electo en América, la violencia y el terrorismo nos ganan una batalla y la Democracia sufre una derrota, afirmó.

Todavía nos resistimos a creer que este golpe de estado militar en ejecución en Honduras, es ya el nuevo terrorismo de estado del siglo XXI. Y será el futuro para América Latina que nos habló (Obama) en Trinidad y Tobago, apuntó.

Estamos firmes, decididos a luchar por nuestra democracia sin ocultar la verdad y cuando un pueblo se decide a luchar pacíficamente por sus ideas, no hay arma, no hay ejército ni maniobra capaz de detenerlo, concluyó.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.