Internacionales

6.jun.2013 / 04:44 pm / Haga un comentario

Prensa AVN.- La República Argentina enfatizó este jueves que el reclamo de la soberanía sobre las Islas Malvinas, ocupado por Reino Unido, no está circunscrito a una mera relación bilateral entre ambas naciones, sino que los países de América Latina la han asumido como un tema de interés común, manifestó el canciller argentino, Héctor Timerman.

Durante la 43 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se desarrolla en Antigua, Guatemala, Timerman refirió que una muestra de tal apoyo ha sido la discusión del tema en los distintos organismos de integración regional como el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión de las Naciones Suramericanas (Unasur), en las cuales se ha evidenciado el apoyo contundente a la causa argentina.

En ese sentido, el canciller argentino resaltó que la situación de controversia no es un simple asunto de autodeterminación de los pueblos, como lo ha dejado entrever el gobierno británico con la realización de una consulta el pasado 11 de marzo. Por el contrario, Argentina considera que “la cuestión de las Malvinas es un tema de integridad territorial” como lo ha planteado la Organización de Naciones Unidas (ONU), a través de la resolución 2065.

“Conscientes de esta maniobra política (referéndum) los países de la región, de nuestra región, han rechazado la celebración de esta ilegítima consulta a través de contundentes declaraciones del Mercosur, Unasur y el Alba, afirmando que la misma no alterará la esencia de la cuestión Malvinas y su resultado no pondrá fin a la disputa de soberanía”, puntualizó.

Precisó que dicha consulta, que se denominó “referéndum de autodeterminación”, no es más que un “plebiscito organizado por el Gobierno Británico para que un puñado de ciudadanos británicos afirme que el territorio que fue ocupado militarmente sea reconocido por el mundo como británico”.

Al respecto, señaló que se llevó a cabo dicha consulta sin la aprobación de la ONU. Dicha organización “hace 40 años que define a la cuestión Malvinas como una violación a la integridad territorial de mi país y siempre ha reafirmado que no es un problema de libre determinación”, sentenció.

Durante su intervención en el seno de la OEA, el canciller argentino resaltó que la nación austral está sentada en la mesa de diálogo en aras de lograr una solución pacifica que ofrezca una solución equilibrada sobre el territorio en disputa.

Las Islas Malvinas se encuentran en poder de Gran Bretaña desde 1833 y el archipiélago es considerado por la ONU como uno de los 17 enclaves coloniales que todavía existen en el mundo.

En 1965 la ONU aprobó la resolución 2065, mediante la cual reconoció la disputa territorial e instó a ambas partes a iniciar negociaciones para encontrar una solución. Hasta la fecha, la nación europea se ha negado a dialogar.

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.