Nacionales

1.may.2012 / 09:04 pm / Haga un comentario

AVN.- Las principales avenidas de Caracas fueron el cauce para la gran marea roja de la clase obrera que marchó este martes para celebrar el 1º de Mayo con una nueva conquista: La recién promulgada Ley Orgánica del Trabajo de los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT).

“¡Tremenda Marcha, Compadre! Bueno, ¡que nadie se vaya a equivocar con nuestro Pueblo y nuestros trabajadores! ¡Viva la Independencia Nacional!”, escribió el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter @chavezcandanga.

Campesinos, pescadores, amas de casa, trabajadores informales, movimientos sociales, jóvenes, mujeres embarazadas y madres con bebés en sus brazos asistieron desde tempranas horas de la mañana al Parque Miranda, en el este del área metropolitana de Caracas, desde donde salió la gran marcha que culminó en la Plaza O’Leary, en el centro de la capital.

Pancartas con expresiones de apoyo y de agradecimiento al presidente de la República, Hugo Chávez, se dejaron ver a largo de la avenida Francisco de Miranda, al igual que la singular alegría y emoción que caracteriza cada uno de los encuentros que se realizan a favor del Mandatario venezolano.

No faltaron manifestaciones de apoyo a la nueva Ley Orgánica del Trabajo para los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT), que entró en vigencia este 01 de mayo. Sus reivindicaciones, de beneficios que se habían perdido con la reforma de 1997, fueron celebradas por los cientos de los asistentes.”Nueva LOT= Es respeto para el trabajador” y “La LOT es justicia social”, fueron algunos de los mensajes que figuraron en esta marcha.

Gabriela de Santiago, con casi seis meses de embarazo, no dudó en asistir a esta convocatoria: “Quería sumarme a esta celebración en apoyo a la nueva Ley, porque entre los beneficios que traerá está el aumento del reposo posnatal, que me permitirá amamantar por más tiempo a mi bebé”. La nueva LOTTT contempla seis meses y medio de permiso para las madres.

El esposo de Gabriela, José Luis Santiago, también manifestó su satisfacción por la creación de este instrumento legal, que mantiene la licencia de 15 días para el padre e inamovilidad laboral durante dos años: “Podré ayudar a mi esposa cuando dé a luz nuestro hijo. De verdad que eso es un gran avance, por eso el pueblo nunca dejará de apoyar a Chávez”, dijo.

Con franela y gorra roja, Carlos Castro también asistió a esta actividad y expresó su alegría porque considera que “se ha hecho justicia con todos los que podemos un grano de arena para llevar este país adelante, y eso sólo es posible en revolución, con el presidente Chávez”.

“Nos permitió participar en la elaboración de esta Ley, algo que nunca se hizo en la reforma de 1997 cuando se traicionó al pueblo trabajador”, expresó Castro, quien reside en Charallave, estado Miranda.

Desbordado de pueblo

Pasadas las 2:00 de la tarde en la Plaza O’Leary era imposible pasar. Miles de personas llenaban los alrededores del lugar alzando sus pancartas, blandiendo sus banderas, bailando al crisol de la música y entonando cantos revolucionarios.

Al ver la alegría en las calles, el presidente venezolano -quien se encuentra en Cuba en tratamiento médico- expresó en Twitter: “¡Esa Plaza O’Leary desbordada de Amor y de Pueblo! ¡Estoy allá con Uds., Trabajadores y Trabajadoras de la Patria! ¡Hasta la Victoria Siempre!”.

El canciller venezolano, Nicolás Maduro, quien participó en la redacción de la nueva LOTTT junto a los trabajadores, fue uno de los primeros en tomar la palabra ante los miles de revolucionarios congregados en el lugar.

Maduro invitó al pueblo venezolano a “tomar el mensaje que dio ayer (lunes) el comandante Chávez y la Ley del Trabajo para ponerse a estudiar y acompañar al Presidente en su desarrollo y aplicación”.

Ha valido la pena

El ministro de Exteriores recordó que la LOTTT devuelve, entre otros beneficios, el carácter retroactivo de las prestaciones sociales, que fue robado durante el gobierno de Rafael Caldera (1994-1999).

“Hoy podemos recordar el plomo, la peinilla, las bombas lacrimógenas y los mártires caídos y decir que en este 1º de mayo de 2012 ha valido la pena la Revolución Bolivariana y tener a Hugo Chávez Frías como líder y presidente de nuestra patria!”, expresó Maduro, en medio de la marea roja que se congregó en el centro de la capital venezolana tras recorrerla desde el Este.

El jefe de la diplomacia venezolana enfatizó el carácter histórico que tiene la ley en un contexto mundial en el cual en Europa y Estados Unidos “el capitalismo le está metiendo la misma mentira a los pueblos para arrebatarles los derechos que una vez nos quitaron a nosotros”.

Como integrante del Partido Socialista Unido de Venezuela, Maduro reiteró su rechazo a las declaraciones esgrimidas por los sectores de la derecha una vez que se promulgó la ley que, entre otros avances, beneficia a la familia con protección social y más postnatal, devuelve el recálculo de las prestaciones y ofrece condiciones para garantizar la estabilidad laboral.

“¿Qué salieron a decir los majunches? Ellos dicen que esas fórmulas son aplicables y que van a promover el desempleo y que si ellos llegan a ser gobierno van a derogar la ley del Trabajo que acaba de aprobar el presidente. Por eso es que debemos gritarles con el corazón que más nunca volverán a Miraflores”, manifestó Maduro, palabras que fueron seguidas de la enérgica consigna de “¡No volverán! ¡No volverán!”.

Victorias estratégicas

Después de la intervención de Maduro, tomó la palabra el Vicepresidente Ejecutivo de Venezuela, Elías Jaua, quien rememoró que hace 15 años la burguesía representada por Fedecámaras y la central sindical de Acción Democrática tuvieron el aval del gobierno de Caldera para robar las prestaciones de los trabajadores con la LOT de 1997, y creyeron que habían derrotado a la clase obrera.

No obstante, destacó que este 1º de Mayo “le estamos diciendo que no hay pueblo vencido, que aquí están las victorias del pueblo venezolano”.

El vicepresidente señaló que durante tres lustros las luchas de los trabajadores permitieron llegar a la firma de la nueva legislación laboral y para ello fueron necesarias tres victorias estratégicas: la primera fue el triunfo de Chávez en las elecciones de 1998, la segunda se encarna en la aprobación de la Constitución Bolivariana en 1999, y la tercera,

materializada en el sentir popular que devolvió al mandatario nacional a Miraflores el 13 de abril de 2002, tras el golpe de Estado de la derecha.

“Valoremos que lo que hemos logrado. Todo esto es porque estamos construyendo una Revolución Socialista. Sin Socialismo no habría una Ley del Trabajo como la que celebramos hoy”, sostuvo Jaua, quien consideró que la próxima victoria estratégica será el 7 de octubre, cuando Chávez gane las elecciones presidenciales.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.