Nacionales

15.dic.2015 / 09:41 am / Haga un comentario

constitucion.jpg_1718483346Caracas, 15 Dic. AVN.- Este martes se cumplen 16 años del referéndum aprobatorio de la Constitución que dio paso a la V República, y que abrió la puerta a las transformaciones democráticas y con base legal para una Carta Magna adecuada a los nuevos tiempos, tal como lo juró el líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, cuando meses antes tomó posesión de su investidura presidencial el 12 de febrero de 1999.

Diez meses después, el 15 de diciembre, se realizó el referéndum consultivo en el que el pueblo venezolano decidió que sí deseaba consolidar un nuevo instrumento constitucional y con ello, sembrar las bases de una nueva República.

El proceso constituyente se inició en abril de ese año con un referéndum consultivo para convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, que contó con miles de asambleas y talleres en comunidades, universidades y otros espacios, para debatir qué condiciones deberían estar contempladas en la nueva Constitución. El resultado fue grande: más de 37.000 propuestas elevadas por el pueblo, las cuales fueron consultadas y debatidas posteriormente por la Asamblea Nacional.

En agosto de ese año se instaló la Asamblea Nacional Constituyente, conformada por 131 diputados; de ellos, 126 eran miembros del Polo Patriótico. El 19 de noviembre los parlamentarios firmaron el proyecto y lo presentaron al Consejo Nacional Electoral (CNE) y al presidente Chávez.

“Es la primera y única Constitución en la historia venezolana que se ha hecho con un proceso ampliamente democrático, un referéndum, unas elecciones abiertas, libertad de prensa, libertad de expresión, libertad de crítica. Se oyó a todo el mundo y ahora hay un texto amplio que, además por primera vez, va a ser sometido a referéndum de nuevo para que el país lo apruebe”, señalaba Chávez en entrevista concedida el 13 de diciembre de 1999 al programa televisivo La Silla Caliente, del periodista Oscar Yánez.

Surge una nueva República

La Constitución fue aprobada ese 15 de diciembre con el 71,87% de los votos, y 15 días después fue publicada en la Gaceta Oficial n° 36.860, para marcar el fin de una era de dominio de las élites.

Tras conocer los resultados de los comicios Chávez se dirigió al país, desde el Palacio de Miraflores, para darle las gracias al pueblo heroico que con su voto permitió que terminara “una era nefasta. Hoy termina una República, la IV República, que no solo se refiere a estos 40 años (…) hoy está terminando una República antibolivariana”, dijo.

Chávez lo recalcó muchas veces, citando a El Libertador Simón Bolívar, que la Constitución venía a plasmar la ruta para hacer el mejor Gobierno, “aquel que le proporcionara a su pueblo la mayor suma de seguridad social, la mayor suma de estabilidad política y la mayor suma de felicidad posible”, y es que con las bases legales de la Carta Magna se trata de “reconstruir un país que fue destruido, se trata de echar adelante un proyecto político, de construir una democracia verdadera”.

Por ello, resalta en la Constitución de 1999 la amplia garantía de los Derechos Humanos, así como la unicameralidad del Poder Legislativo, representado por la Asamblea Nacional, el reconocimiento de los pueblos originarios y el derecho al voto de los militares y la consagración de los poderes Ciudadano y Electoral, permitiendo acelerar la instauración de un Gobierno con altos niveles de participación popular.

En el texto, que contiene 350 artículos, se reconoce también la condición multiétnica y pluricultural del país, la creación de la figura del referéndum consultivo para materias de interés nacional y referéndum revocatorio para los cargos de elección popular, elementos innovadores con respecto a la constitución de 1961.

Además, deja atrás la democracia representativa del Pacto de Punto Fijo de la IV República y nace la democracia participativa y protagónica, en la que “la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, quien la ejerce directamente en la forma prevista en esta Constitución y en la ley, e indirectamente, mediante el sufragio, por los órganos que ejercen el Poder Público”.

Estableciendo un Gobierno “siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.