Ecología / Internacionales / Nacionales

16.dic.2009 / 08:54 am / Haga un comentario

ABN (Carolina Pérez/enviada especial).- Para reforzar la postura de los países del sur, el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, llegó este miércoles en horas de la mañana a la capital de Dinamarca para participar en la XV Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y defender la vigencia del protocolo de Kyoto.

El mandatario venezolano además exigirá a los países industrializados que asuman su deuda ambiental histórica.

Se estima que el Jefe de Estado sea el noveno orador en la plenaria de la XV Conferencia de la Organización de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la cual está prevista para la 1:00 de la tarde hora local.

El presidente Chávez dijo este domingo al concluir las sesiones de la reunión de presidentes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba), que se aprobó un documento para que los países del bloque regional tengan una sola voz en Dinamarca.

Al terminar la cumbre en La Habana, Cuba, los países del Alba exigieron el cambio de los patrones de consumo y estilos de vida en las naciones industrializadas y reformar el sistema económico, comercial y financiero internacional.

En un comunicado especial sobre cambio climático de 21 puntos, acusaron a los desarrollados de ser los principales responsables de la crisis ambiental y de sus impactos adversos y de pretender perpetuar la dependencia y marginación de los países en desarrollo.

Dijeron que esos países deben demostrar su voluntad política de cumplir plenamente sus obligaciones actuales y futuras, mediante compromisos serios, ambiciosos y comparables bajo la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático y del Protocolo de Kyoto.

El calentamiento global representa ‘uno de los problemas más graves que amenazan a la humanidad y a la propia vida y existencia de algunas naciones en vías de desarrollo, y estimaron que las naciones ricas tiene además de una deuda económica, una deuda climática con con el mundo’.

La declaración rechazó el establecimiento de condicionantes para la transferencia de recursos financieros y tecnológicos para combatir el cambio climático, y exigió que se respete el derecho al desarrollo sostenible de estos países en vías de desarrollo, en un ambiente sano, ecológicamente equilibrado.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.