Internacionales / Nacionales

19.nov.2009 / 11:16 pm / Haga un comentario

ABN.- Una vez más, el Gobierno de Colombia se pone del lado de la ilegalidad y manipula la realidad, al manifestar este jueves que denunciará a Venezuela ante organismos internacionales por la voladura de dos puentes fronterizos que fungían como pasarelas para el contrabando, el narcotráfico y el paramilitarismo, alegando que esta acción viola el Derecho Internacional Humanitario.

“Estamos ante una nueva provocación, una manipulación más del Gobierno colombiano, pues están hablando de puentes fronterizos, puentes internacionales, dando a entender que son pasos legales”, expresó el vicepresidente Ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, Ramón Carrizalez Rengifo, en respuesta a las declaraciones del ministro de Defensa colombiano, Gabriel Silva Luján, quien señaló a medios de comunicación que “uniformados que llegaron en camionetas del lado venezolano aparentemente del Ejército de Venezuela, ubicaron dos puentes peatonales que unen a las comunidades de ambos lados, puentes civiles construidos por ellos mismos, y procedieron a dinamitarlos del lado venezolano para afectar la vida normal de la población civil”.

En contacto telefónico con Venezolana de Televisión, Carrizalez aclaró que “los pasos fronterizos son acordados por los gobiernos, donde hay presencia de los estados, hay aduanas y demás controles; ahora, cuando en sitios no acordados nosotros encontramos pasarelas improvisadas, o cualquier otro tipo de construcción utilizado para el narcotráfico y para el contrabando, estamos obligados a establecer la soberanía”.

“En ningún momento se ha entrado en territorio colombiano ni se ha agredido a ese país, como ellos lo hacen ver, nos quieren hacer pasar como agresores porque están tratando de generar una matriz de opinión donde aparezcan como víctimas, tratando de ocultar la realidad que es que Colombia se ha convertido en una gran base militar yanqui que pone en riesgo la estabilidad de todos los países de Suramérica”, dijo el funcionario.

Carrizalez recordó que el Gobierno de Colombia “secuestró en Venezuela a un ciudadano de ese país y llevado allá; además debemos recordar el ataque del que fue objeto el territorio ecuatoriano y la manera cómplice cómo ellos ven el paso de droga hacia nuestro país; el paramilitarismo que está aupado por el Gobierno colombiano y que ha traspasado las fronteras hacia Venezuela”.

“Cuando nosotros vemos todos esos elementos, que son suficientes para denunciar al de Colombia como un gobierno forajido, se demuestra quién es el verdadero agresor y quién es el verdadero guerrerista y no es ninguna sorpresa estas declaraciones de los funcionarios colombianos, por que ellos están tratando de ocultar que entregaron la soberanía de su país”, dijo el Vicepresidente venezolano.

Los puentes, ubicados sobre el río Táchira, fonterizo con el municipio de la Rangonvalia, Norte de Santander, en Colombia, son pasos clandestinos conocidos como trochas o picas, que son utilizados por narcotraficantes, paramilitares y contrabandistas.

En este sentido, Carrizalez reiteró que “nosotros seguiremos cumpliendo las leyes internacionales; nuestro país es víctima del narcotráfico, del paramilitarismo; miles de colombianos vienen a nuestro país desplazados por la guerra que se desarrolla en ese país, por la falta de atención de ese gobierno que no le importa que sus ciudadanos salgan de allí, pues se están quitando de encima un problema social que tienen, pero es una oligarquía que está pendiente de cuidar sus negocios, controlar los medios de comunicación y el país no les importa”.

Con respecto a la situación actual en la frontera colombo-venezolana, el funcionario destacó que las actividades se están realizando de forma normal y los pasos de frontera legalmente acordados están funcionando normalmente.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.