Nacionales

14.oct.2009 / 10:33 am / Haga un comentario

ABN.- Que Venezuela haya subido cuatro puntos en el Índice de Desarrollo Humano (IDH), y que se encuentre en la mejor posición de América Latina en la distribución del ingreso, es resultado de una política social inclusiva, afirmó el ministro del Poder Popular para la Planificación y Desarrollo, Jorge Giordani.

El IDH es un indicador del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud), mientras que la concentración de los ingresos es de la Comisión Económica para América Latina (Cepal), que se mide a través del Coeficiente Gini.

Venezuela avanzó cuatro puestos, del número 62 al 58, de un total de 182 países, en el Índice de Desarrollo Humano, se ubica en 0,844, y en América Latina es el país con una distribución del ingreso menos regresiva, con un índice de 0,427.

Estimaciones del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) ubican en 0,4 la distribución del ingreso en Venezuela este año.

Japón es el país con menor ingreso regresivo, se sitúa en 0,20, y Namibia con el mayor ingreso regresivo, con 0,7.

Pese a que Venezuela tiene un IDH menor que Chile, Argentina, Uruguay, Cuba, México y Costa Rica, tiene una distribución del ingreso menos regresiva que estos países.

“Esto no es gratuito, este es el resultado de una política social inclusiva, no compensatoria, y eso modifica totalmente la calidad de vida del ciudadano”, explicó el ministro Giordani en entrevista a la Agencia Bolivariana de Noticias.

Estas políticas sociales apuntan, desde el 2 de febrero de 1999, a mayor inversión en la salud, educación, vivienda y alimentación.

“Cómo se logran estos indicadores sociales si no son productos de una política de hace diez años”, se preguntó Giordani. “¿Acaso que la esperanza de vida al nacer, que es 76.6, es así no más’ Eso es atención médica del niño al adulto, entonces eso es parte de la discusión”.

Destacó Giordani que estas políticas sociales se han implementado con dineros provenientes de la renta petrolera, “que antes no se quedaban aquí, sino que se iban al exterior”.

“Pongamos la carreta detrás de los bueyes, el ser humano primero, mientras que la política económica neoliberal ponía la carreta delante de los bueyes”.

El IDH se mueve entre 0 y 1 (donde 0 es mínimo desarrollo y 1 máximo) y reúne un conjunto de mediciones, como la tasa de alfabetización, la tasa de escolaridad, la de salud y la de esperanza de vida al nacer.

En 1980, en el gobierno de Luis Herrera Campins, el IDH se ubicó en 0,765; en 1985, en el gobierno de Jaime Lusinchi, en 0,765; en 1990, en el de Carlos Andrés Pérez, en 0,790; en 1995, en el de Rafael Caldera, en 0,793; en 2000, en el de Hugo Chávez, subió a 0,801; en 2005 pasó a 0,822; en 2006 a 0,833 y en 2007 a 0,844.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.