Nacionales

9.abr.2018 / 11:43 am / Haga un comentario

Foto: Ciudad CCS

Foto: Ciudad CCS

La reconversión monetaria ya está decretada y aprobada para entrar en vigencia a partir del próximo 4 de junio, por lo que es inminente la supresión del actual cono monetario, que ha sido objeto de contrabando y que ha pasado de ser instrumento financiero para la adquisición de bienes y servicios a una mercancía que es vendida -a plena luz del día y a la vista de las autoridades- al pueblo ante la falta de papel moneda circulante en las entidades bancarias y financieras, así como en los comercios y negocios del país.

Ante esta nueva dimensión de la guerra no convencional a la que ha estado sometida desde hace varios años la ciudadanía que habita en Venezuela, el Gobierno Bolivariano, presidido por Nicolás Maduro Moros, ha decidido decretar y ejecutar una reconversión monetaria con la cual pretende hacer frente a un ataque voraz a la economía y al aparato productivo venezolano.

Para el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Ramón Lobo, la reconversión monetaria viene a ser una herramienta e instrumento que será usado, de manera inicial, para facilitar las transacciones económicas y comerciales que se generan en la economía venezolana, así como para tener una mejor comprensión de éstas y un mejor manejo de los registros contables e informáticos ante una gran cantidad de números, producto del proceso inflacionario que vive y sufre todo el país.

Sin embargo, el quitar tres ceros a la denominación de nuestra moneda también es, según palabras de la máxima autoridad del ente emisor, una de las tantas aristas del plan que ha ideado la Revolución Bolivariana para la contraofensiva económica, para afrontar la guerra no convencional a la que hemos estado sujetos todos aquellos que vivimos en este vasto y agraciado territorio.

Proteger la moneda es tarea de todos

– ¿Cómo lograr sostener el valor de nuestro signo monetario con la aplicación de una reconversión monetaria bajo la sombra de una hiperinflación inducida?

– Nosotros estamos en un escenario de guerra y hay que comprenderlo desde esa perspectiva; no es el ingreso de los tanques, la forma tradicional, eso ha mutado, eso lo ha venido perfeccionando los centros imperialistas. Ahora buscan la manera de oprimir a la población para que se genere una matriz de opinión a lo interno de que la responsabilidad es del gobierno de turno, y al mismo tiempo busca la manera de causar una implosión social a lo interno. Eso lo pudimos apreciar en Libia y en Siria, todo el concepto de la primavera árabe se ha dado en circunstancias similares, donde buscan la manera de oprimir desde el punto de vista económico, asociado a campañas mediáticas y sicológicas de alto impacto, que buscan la forma de condicionar a la población de determinado país.

Lobo recalcó que además de esto, los centros imperiales cuentan con la ayuda y apoyo de países vecinos que hacen comparsa y generan la presión internacional, por ello precisó que la reconversión monetaria que se estará aplicando a partir del próximo 4 de junio viene en condiciones muy distintas a las que existían cuando fue ejecutada la última realizada en el país aquel primero de enero de 2008.

“Una inflación superior a la que teníamos en ese momento, un asedio internacional, un bloqueo financiero con niveles de ingresos inferiores a los que existían en 2007 y 2008 en la economía nacional”, detalló Lobo y agregó que ante esta cruda realidad no se pueden tomar medidas simplistas y de medias tintas.

“Ante eso, debemos entender nosotros que se debe actuar con audacia, con métodos distintos. Tú no puedes ir a una guerra económica, como a la que ha estado sometida la población venezolana, con métodos tradicionales. Y a veces la gente dice: ‘es poco tiempo’, pero es que en la guerra tú tienes que reaccionar de manera inmediata para generar la protección de tu pueblo, y por eso también hay que asumir métodos no convencionales para poder superar el escenario que se pudiese estar presentando”, enfatizó la máxima autoridad del BCV.

– El actual cono monetario entró en vigencia debido a la falta de efectivo por la extracción de billetes de 50 y 100 bolívares hacia Colombia y otros países; sin embargo, el actual cono monetario también ha sido objeto del perverso proceso de extracción. Entonces, ¿cómo hacer para proteger el cono monetario de la reconversión monetaria que va a entrar en vigencia a partir del próximo 4 de junio? ¿Qué piensa hacer el Banco Central de Venezuela? ¿Qué piensa hacer el Gobierno Bolivariano?

– Esa es una tarea de todos, no sólo de las instituciones públicas. La oposición y los centros hegemónicos, en toda esta campaña y guerra no convencional, han logrado penetrar la psiquis de determinada parte de la población venezolana y le ha inoculado una especie de elemento especulativo, de hacerse rico de la noche para la mañana, no importa que vayas en contra de tu vecino o tu vecina, de tu padre o tu madre, de tus hermanas y hermanos.

Lobo explicó que con el mecanismo de extracción de billetes se ha roto el funcionamiento normal de la circulación de papel moneda en Venezuela, lo que ha originado la escasez de efectivo en la calle.

“El Banco Central de Venezuela, de manera constante, genera y le entrega recursos a la banca, tanto pública como privada, a los ritmos y niveles de inventario que podamos tener; pero este circuito financiero se rompió. Es decir, el BCV genera la emisión del dinero, se lo entrega a la banca, ésta se lo otorga, cuando así lo solicitan, a sus usuarios. El método normal establece que el usuario deposite nuevamente en la banca; entonces tú tienes un circuito que te permite atender la demanda de efectivo que requiere la sociedad, pero ese circuito se rompió, porque la gente no está depositando, es pura extracción”.

Lobo indicó que en condiciones normales el 70 % del dinero que el BCV entregaba a la banca, y ésta a su vez a los usuarios, retornaba al sistema financiero; pero en los últimos tiempos no es así, “no llega al 5 % en la actualidad”, y ahí tenemos la grave situación que se nos presenta con el efectivo.

Lobo dijo que con en los niveles de inventario que tiene el ente emisor no debería presentarse una situación de escasez de papel moneda, por eso hizo un llamado a toda la ciudadanía a combatir, junto a las instituciones del Estado, la extracción de billetes, porque con este procedimiento se le hace un gran daño a la economía venezolana y a toda la población, sea chavista u opositora.

“Tenemos que reforzar los planes que actualmente se vienen desarrollando en defensa del cono monetario, que ha tenido su éxito, pero hay que destacar el hecho del rompimiento del circuito financiero”.

El presidente del BCV enfatizó que es imprescindible que en el plan de defensa del cono monetario toda la ciudadanía, comunidades y colectivos confluyan junto a las distintos entes del estado.

De igual manera, Lobo destacó que para hacer más eficaz la estrategia para defender el cono monetario que entrará en vigencia a partir de junio, es necesario atacar “ese chip de especulación que se ha inoculado en cierta parte de la población, que debemos combatirla entre todos. Ahí tenemos que mejorar nuestra articulación con las organizaciones populares para que nos ayuden en esa tarea, porque vamos a incorporar un nuevo cono monetario, pero evidentemente tenemos que perfeccionar los mecanismos de vigilancia, seguimiento y control para evitar que se presente la situación de la extracción”.

Una guerra con distintas dimensiones

Lobo manifestó que es importante contextualizar el momento por los cuales está atravesando Venezuela, pero es necesario ir más allá y establecer por qué estamos en estas condiciones.

“Todo parte desde el instante que asumimos, desde la conducción de la presidencia de la República por parte del Comandante Chávez, tomar la decisión firme y soberana de trazar nuestro propio camino y defender, para usufructo de la Patria, todos nuestros recursos naturales”.

Entre éstos no sólo se encuentra el petróleo, del cual Venezuela, en la actualidad, tiene la mayor reserva mundial, sino los minerales estratégicos que están bajo nuestro subsuelo que son apetecidos por los centros imperiales, por los poderes hegemónicos, tales como el oro, diamante, coltan, entre otros.

Para Lobo, la guerra no convencional se inició desde el mismo instante que el Comandante Chávez asumió el poder, y ha tenido distintas dimensiones como son la mediática, la sicológica, la política, la internacional y la económica, que ha tenido mucha fuerza en los últimos años.

“Inicialmente esas dimensiones se movieron de manera aislada, pero en la actualidad todas concurren de manera simultánea”, precisó Lobo y recordó que una vez el presidente Nicolás Maduro ganó las elecciones el 13 de abril de 2013 y asumió el poder seis días después, la oposición consideró que estaba a la vuelta de la esquina salir de la Revolución Bolivariana, dar al traste con un proceso que ha visibilizado a los más humildes.

Sin embargo, al no alcanzar los objetivos propuestos “decidieron acentuar el ataque a la economía venezolana con distintas acciones, tales como resquebrajar al aparato productivo, así como vulnerar la economía financiera, en particular al sistema financiero nacional y a los mercados de capitales internacionales, bloqueando el acceso a recursos que nosotros podamos ubicar en otras latitudes y dificultando las transacciones a nivel internacional”, espetó Lobo.

El presidente del BCV recordó que por eso surge el petro, como una alternativa para evadir ese bloqueo financiero al que está sometido el país. “Fíjate el nivel y el alcance del petro, que el gobierno de los Estados Unidos emite un decreto para prohibirle a sus ciudadanos la adquisición de éste. Si el petro no fuese una alternativa, evidentemente no se ocuparían de esa circunstancia”, señaló Lobo.

Lobo puntualizó que desde el BCV también hay todo un escenario de trabajo relacionado con los minerales estratégicos tales como oro, diamante, coltan y cobre, que permiten fortalecer un gran concepto de una unidad monetaria nacional robusta y fuerte como el petro, para facilitar las transacciones internas en el país, así como más allá de nuestras fronteras y romper el cerco financiero impuesto por los centros imperiales, debido a que ellos dominan el sistema financiero internacional.

Controlar la Inflación inducida

Lobo aseguró que el Gobierno Bolivariano hace grandes esfuerzos por derrotar los índices inflacionarios que agobian al pueblo venezolano y que no le permiten acceder, de manera cómoda y plácida, a los bienes y servicios ofrecidos por el sistema económico y comercial venezolano.

Por lo que al respecto de la publicación del Índice del Precio al Consumidor (IPC), que en los últimos años, debido a la inflación inducida el BCV no ha hecho público como fue costumbre hasta hace pocos años, el presidente Ramón Lobo, informó que se están haciendo algunas revisiones a lo interno de la institución para agilizar la generación de las cifras y en su momento se harán públicas.

“Lamentamos que la oposición venezolana, cumpliendo órdenes de los centros hegemónicos, siempre han buscado la manera de generar condiciones desfavorables para evitar que nosotros podamos superar el actual escenario y evitar que logremos la normalización del funcionamiento del aparato productivo”, señaló el presidente del ente emisor al hablar de la inflación inducida, y recalcó que es en este proceso complejo -un escenario de agresión y asedio, para seguir arrinconando a la familia venezolana-, en el que se ha decido decretar y ejecutar una reconversión monetaria.

“Bajo este escenario, la denominación o calificativo que le hemos dado a este proceso de reconversión monetaria es el “Bolívar Soberano”, porque tiene que ver con la lucha de un pueblo para lograr mantener su soberanía en la toma de decisiones, pero que va asociado en la necesidad de generar condiciones favorables para normalizar el funcionamiento del aparato productivo nacional, que por supuesto nos dará una mayor oferta y de esa manera atender la demanda que existe en la sociedad venezolana”.

Ciudad CCS

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.