Internacionales / Nacionales

19.nov.2009 / 11:14 pm / Haga un comentario

Telesur.- El gobierno venezolano pidió este jueves a la Unión Europea (UE) que inste a las administraciones de Estados Unidos (EE.UU.) y Colombia a “desistir de su estrategia de convertir a Suramérica en una zona de inestabilidad”, a través del acuerdo militar que establecieron, calificado por Caracas como una amenaza regional.

“Ante la preocupación expresada por la Presidencia de la Unión Europea”, el gobierno venezolano hizo un llamado a los países miembros de la Unión, y a sus instituciones Comunitarias, para que “exhorten a los Gobiernos de Washington y Bogotá a desistir de su estrategia de convertir a Suramérica en una zona de inestabilidad, de conflicto y de muerte, a través de la instalación de las siete bases militares estadounidenses en territorio colombiano”.

Mediante un comunicado, el gobierno Venezolano sentenció que “la situación de tensión que hoy vive América del Sur es el resultado de la decisión del Gobierno de los Estados Unidos de instalar siete bases militares en territorio colombiano, lo que representa una amenaza latente a la paz y a la seguridad de la región”.

En el escrito, Venezuela responde a las sugerencias que emitió este jueves la UE, en las que exhortó a Venezuela y Colombia a que activen el mecanismo del diálogo y emprendan medidas para encontrar las soluciones a las tensiones que existen entre ambos países.

A continuación se transcribe el comunicado íntegro.

República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores
Despacho del Viceministro para Europa

Comunicado

El Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, ante la Declaración de la Presidencia de la Unión Europea respecto a las relaciones entre Colombia y Venezuela, tiene a bien reiterar a las Instituciones Comunitarias que la situación de tensión que hoy vive América del Sur es el resultado de la decisión del Gobierno de los Estados Unidos de instalar siete bases militares en territorio colombiano, lo que representa una amenaza latente a la paz y a la seguridad de la región.

Tomando en cuenta el precedente que representa el bombardeo del territorio ecuatoriano perpetrado por Colombia, bajo la tutela de los Estados Unidos, en marzo de 2008, que evidenció los rasgos guerreristas y el poco apego del Presidente Álvaro Uribe al derecho internacional, el Gobierno Bolivariano, en aras de preservar la seguridad de sus ciudadanos frente a potenciales agresiones provenientes de Colombia, ha denunciado ante la Comunidad Internacional las pretensiones colombo-estadounidenses de desestabilizar la región, y particularmente a los vecinos de Colombia.

En este sentido, y ante la preocupación expresada por la Presidencia de la Unión Europea, el Gobierno venezolano hace un llamado a los países miembros de la Unión, y a sus instituciones Comunitarias, a que exhorten a los Gobiernos de Washington y Bogotá a desistir de su estrategia de convertir a Suramérica en una zona de inestabilidad, de conflicto y de muerte, a través de la instalación de las siete bases militares estadounidenses en territorio colombiano.

Finalmente, el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela, incansable promotor y defensor de la paz regional e internacional, considera que la restauración de la confianza hacia el Gobierno colombiano sólo es posible si sus autoridades actúan con transparencia y apegadas, de manera irrestricta, a las normas de convivencia pacífica internacionalmente reconocidas.

teleSUR – MPPE / ld – MM

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.