Curiosidades / Internacionales

23.dic.2009 / 10:12 am / Haga un comentario

La página de Facebook que unía a los fans de Massimo Tartaglia, acusado de arrojar a Berlusconi una estatuilla el pasado domingo. Logró casi 100.000 seguidores en menos de 48 horas.

Esta decisión confirma el anuncio de la red social de empezar a controlar sus contenidos relacionadas con el primer ministro italiano Silvio Berlusconi, tras el ataque sufrido por el político italiano.

“La promoción de la violencia o publicar contenido amenazador no está permitido en Facebook”, anunció la red social en un comunicado. “Vamos a tomar una acción rápida para responder a los informes que nos envían y eliminar cualquier contenido que incluya amenazas directas contra un individuo”, según recogió ‘Portaltic.es’ de ‘The New York Times’.

Tartaglia, de 42 años de edad, con antecedentes de problemas psicológicos, se encuentra recluído en el pabellón de una cárcel en Milán para enfermos mentales. Incluso ha escrito una carta a Silvio Berlusconi en la que se disculpa por la agresión.

FACEBOOK Y LA JUSTICIA ITALIANA

Antes del ataque contra el primer ministro, la empresa ya había bloqueado el acceso a varios grupos con nombres como “Let’s Kill Berlusconi” -matemos a Berlusconi-, después de que funcionarios del gobierno se quejaran de que era inaceptable tolerar amenazas o incitación a la violencia contra el primer ministro italiano.

España, 23 de diciembre.- El pasado invierno Facebook evitó una propuesta de ley que hubiera permitido a las autoridades italianas cerrar el sitio si la empresa no bloqueaba contenidos censurables, como grupos de apoyo a jefes de la mafia encarcelados.

Un portavoz de la compañía declaró que Facebook está actuando en Italia como lo haría en cualquier otro país, aunque añadió que la empresa estaba prestando especial atención a las normativas regulatorias italianas.

Periódico Qué España
Miércoles, 23 de diciembre de 2009

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.