Regionales

3.nov.2016 / 01:40 pm / Haga un comentario

srtjs

Fotografía: Simón Jaramillo

 

Sin duda alguna el Líder Eterno de la Revolución Bolivariana Hugo Rafael Chávez Frías no se equivocó al decir “Juventud de Oro”, somos parte de la generación hija del gigante. Comparto con ustedes una frase de Nick Oneto, en su artículo para una juventud leal y digna: “En el combate nacimos, en el combate crecimos y a la victoria iremos”. Pero para garantizar la victoria la Juventud debe quedarse firme en los momentos más difíciles, garantizando la unidad en nuestros espacios.

El ser joven nunca ha sido excusa para no participar en los procesos de construcción de la historia de las naciones y el mundo entero, ejemplo de ello han sido las grandes victorias obtenidas en memorables batallas para lograr su independencia por la igualdad de todos y para todos.

En el Campamento por la Esperanza y el Futuro de la Revolución, realizado en el Polideportivo de Maracaibo, así es el mensaje que trasmitió el Legislador más Joven que ha tenido el Consejo Legislativo del Estado Zulia, Abner Morales. Donde indico que tenemos sobre nuestros hombros, como jóvenes una gran responsabilidad, de emular a nuestros mártires y héroes porque en nuestras venas corre sangre, nada más y nada menos que de libertadores e independentistas, de guerreros y luchadores.

El legislador también expreso: “Tenemos que la juventud en la historia ha dado que hacer, en todo el sentido de la palabra; Bolívar a los 20 años ya estaba en el Monte Sacro jurando delante de su maestro que le daría libertad a nuestra patria, que rompería las cadenas que nos oprimían por voluntad del poder español.

Francisco de Miranda a sus 30 años ya estaba emprendiendo su primer viaje desde Haití hasta Venezuela en aras de liberarnos del imperio español, Antonio José de Sucre a sus 33 años ya era presidente de Bolivia y no solamente eso el comandante Chávez a sus 35 años agarro un fusil y con un grupo de muchachos tomo el cielo por asalto, llegar a tomar el poder y revertir el orden que los adecos y copeyanos tenían en nuestro país”.

Y de estas palabras fueron motivo de inspiración para escribir estas cortas líneas, debemos recordar a Bolívar que a sus 30 años asumió la organización y ejecución de la Campaña Admirable, Sucre con sus 29 años venció en Ayacucho a los representantes del imperio español sellando la independencia suramericana del colonialismo Europeo, José Félix Ribas quien en la segunda mitad del siglo XX, en su juventud se organizó y derroto al ejercito realista de Boves en la gran Batalla de la Victoria.

La generación del 28 donde se llevó a cabo un alzamiento de estudiantes universitarios contra la dictadura pro-imperialista de Juan Vicente Gómez, donde destaco su participación Andrés Eloy Blanco, Gustavo Machado, Salvador de la Plaza, entre otros.

En el año 58  la lucha contra  la dictadura de Marcos Pérez Jiménez en la cual participaron también jóvenes universitarios y organizaciones  políticas donde se contó con la participación de Fabricio Ojeda, Guillermo García Ponce y otros valientes jóvenes en los acontecimientos de aquella época.

Si seguimos colocando ejemplos, no podemos dejar por fuera a Fidel Castro Ruz que con tan solo 32 años bajo la doctrina de la guerra fría, dirigió una revolución exitosa a 90 millas del imperio más poderoso de la historia.

Y haciendo memoria como olvidar la explosión social en los años 80, el auge  de los jóvenes organizados en movimientos sociales en contra de las medidas económicas impuestas por el Fondo Monetario Internacional, aquel 27 de febrero de 1989 con el llamado Caracazo; producto de estas luchas heroicas, en el año 1992, el teniente Coronel Hugo Chávez Frías, es quien encabeza el alzamiento militar y con esta acción se dio el paso definitivo a la verdadera refundación de la Republica con la Revolución Bolivariana.

De la misma manera, no podemos pasar por alto a nuestras heroínas que gracias a este proceso revolucionario han sido visibilizadas.  Nuestra Zuliana Ana María Campos fue una heroína en la Guerra de Independencia de Venezuela, perteneciente al bando libertador, desde joven fue partidaria de las ideas emancipadoras desplegadas en contra del gobierno Español y su frase “Si Morales no capitula, monda”.

 De los personajes femeninos más insignes de la historia venezolana, Luisa Cáceres de Arismendi se convirtió en la heroína más relevante de la gesta de independencia de Venezuela.

Y si la Juventud aún se pregunta; ¿cuál es el papel que debemos jugar? Pues debemos asumir nuestro rol en la vanguardia, con mística y entusiasmo, con la alegría propia de la edad, con la rebeldía necesaria para transformar a este mundo injusto, el mundo del capitalismo.

Si en algún momento joven has caído en el desánimo, en el pesimismo y en la desmovilización (como en algún momento me ha pasado a mi), te recuerdo que no debemos tener miedo. De la Juventud de Oro depende la esperanza de millones de personas que han puesto su confianza en el proyecto socialista en construcción, y a estas alturas fracasar no está permitido.

En este sentido la juventud no debe escapar de la responsabilidad histórica que nos toca asumir, de nuestra generación depende en buena medida la prosecución de los procesos de cambio en curso en nuestro país y el continente, en la Patria Grande como lo dijo nuestro Libertador Simón Bolívar.

Y acá le invito a recordar dos canciones de Ali Primera; la primera: yo no me quedo en la casa, pues al combate me voy, voy a defender la puerta…. Y la segunda; hagamos nuestra historia y que otros la escriban en un mundo mejor… Y para finalizar cierro con la frase de nuestro camarada Abner Morales: “Aquí el joven venezolano no es sinónimo de debilidad, el joven venezolano debe ser sinónimo de valentía, de entrega y sacrificio patrio”.

Nicolás Maduro, nuestro presidente obrero; hoy más que nunca cuente con esta Juventud Valiente, no desmayaremos y garanticemos la Victoria.

Redacción: Anyineth Pineda

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.