30.sep.2009 / 11:48 am / Haga un comentario

Las cadenas de comunicación de la oposición se han centrado, los últimos días, en el reality Show de la llamada huelga de hambre. Huelga de hambre realizada por un grupo de estudiantes ante la oficina de la OEA, que tiene como objetivo atraer la presencia a Venezuela de la Comisión Interamericana de DDHH, para que verifique la supuesta persecución política que lleva a cabo el régimen chavista, que supuestamente, tiene presos políticos.

Al respecto, debemos recordar que en Venezuela no existen personas detenidas por manifestar en la calle, protestar u opinar diferente, por el contrario el derecho a la protesta se ha respetado como nunca había ocurrido en la historia de nuestro país. Todos los políticos presos, que no es lo mismo que presos políticos, lo están porque cometieron delitos tipificados por el código penal y el carácter de políticos no les otorga la excepción de la pena. Es decir, si yo soy político y cometo un delito, soy tan responsable del hecho como lo sería un cualquier otro ciudadano. Al parecer, hay un sector de la sociedad que pretende que sus políticos y estudiantes tengan un trato preferencial con respecto al resto de la sociedad.

Es preciso recordar que en nuestro país existe un sistema de justicia, y que dicho sistema tiene un conjunto de procedimientos que determinan el debido proceso. Quienes pretenden pasar por encima de ese procedimiento, mediante la presión política, están tratando de negar el sistema de justicia, que sería lo mismo que desconocer la existencia del Estado.

Otro punto importante sobre esta huelga de hambre es el predominio que los medios de comunicación le han otorgado en sus espacios. No niego que tenga valor como hecho noticioso, pero quién recuerda a los millones de seres humanos que a diario pasan hambre en el mundo, y muchos de ellos, como consecuencia de un sistema totalmente injusto. ¿No son merecedores del mismo valor noticioso? esas son las contradicciones de nuestra prensa y sus oscuros intereses.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.