28.nov.2012 / 12:37 pm / Haga un comentario

Héctor Rodríguez Castro

hector@psuv.org.ve @hectorodriguez

Viendo con impotencia la acción genocida del Estado de Israel sobre la Franja de Gaza, rememoro la permanente acusación de “antisemitas” que reciben quienes rechazan las agresiones israelíes, y el permanente recordatorio del “holocausto” sufrido por el pueblo judío, que funciona como una suerte de justificación a cualquier ataque que el Estado de Israel  emprenda  hacia el resto de la humanidad. Pero, sin dejar de condenar aquel repudiable hecho histórico, me pregunté si acaso fue el pueblo de Palestina responsable del holocausto. No, sin embargo, la población palestina ha sido despojada de sus tierras y encerrada en guetos.

El Estado de Israel actúa en territorio palestino como lo hizo la colonia española en tierras indoamericanas, despojando de las tierras y las riquezas, sometiendo a la pobreza, prohibiendo el desarrollo económico, masacrando a los pueblos y generando en la región una permanente tensión.

Recordemos que el Estado de Israel nace en el año 1948 por la resolución 181 de las Naciones Unidas, la cual planteó dividir el Estado de Palestina en tres partes: un Estado Judío, un Estado Árabe y una región bajo protección internacional. Inmediatamente se inició una guerra que le permitió al Estado de Israel ocupar territorio más allá del acordado en dicha resolución. Luego, en la guerra de los seis días en el año 1967 siguieron avanzando en el despojo de territorio por la fuerza, hecho que se ha convertido en una política permanente. En los actuales momentos el pueblo palestino está condenado a los guetos de la Franja de Gaza y de Cisjordania, una ínfima parte del territorio que les corresponde, según la resolución que creó al mismo Estado de Israel. Además, el pueblo ha sido despojado del derecho a usar su espacio maritimo, a intercambiar comercialmente, a desarrollar su industria, es decir, a conformar su soberanía.

Lo más triste es la impunidad con que actúa el Estado de Israel, el cual ha hecho caso omiso en innumerables ocasiones a las resoluciones de las Naciones Unidas, amparados  en  la influencia que tienen dentro del imperio de los EEUU, de quien reciben su complicidad, al igual que la complicidad de las grandes cadenas de medios.

Rechazamos con toda firmeza el holocausto contra los judíos, pero ni el pueblo palestino fue responsable del mismo, ni ese sufrimiento les da el derecho de ser ahora los genocidas, verdugos de otro pueblo. Por el contrario, tanto sufrimiento los compromete a ser un ejemplo de inspiración de respeto, de bondad, para que nunca más exista un gueto en cualquier parte del mundo. Tanto dolor, que los abatió directamente, los obliga a trabajar por la justicia, la paz y los derechos humanos de cada individuo. No a emular la barbarie de la que fueron objeto.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.