30.mar.2012 / 08:36 am / 1 Comentario

Después de leer el Tercer Informe médico/autopsia, ordenado por el Ministro Mario Carroza Espinoza, realizado por un equipo de expertos que, en su parte principal, afirma: “Todo el análisis realizado es consistente con una forma médico-legal de la muerte suicida. Los hallazgos del estudio llevado a cabo, en esta ocasión, por el equipo multidisciplinario no muestran inconsistencias con los datos aportados por la autopsia del 12 de Septiembre de 1973, realizado en el cadáver fresco”. Un reconocimiento a la desaguisada/autopsia que ordenaron realizar los golpistas militares fascistas que asesinaron al Presidente Constitucional de Chile. Esto le permitió al Ministro Carroza Espinoza, en conferencia de prensa, afirmar que la muerte del Presidente Allende se debió a un suicidio, sin haber terminado la investigación que se le encomendó por parte de la Corte Suprema de Justicia. Con este tercer montaje, pareciera que, por fin, el Poder Judicial podría sobreseer éste caso. Pero, las críticas nacionales e internacionales de expertos en la materia hicieron trizas este nuevo, ambiguo y superficial informe del Servicio Médico Legal.

En Chile, en los Centros más importantes de la oligarquía empresarial fascista: El oráculo mercurial, la Universidad Católica, los ex oficiales de las fuerzas armadas asociados gremialmente y los estalinistas renovados acordaron “no hablar más del suicidio del Presidente Allende”, sino del “asesinato” de éste por parte del GAP –Grupo de amigos personales del Presidente Allende-. Un sector importante de médicos, juristas y escritores que apoyan el Informe Médico Pericial del Dr. Luis Ravanal Zepeda, concluyen también el que el Presidente fue asesinado, pero por los militares fascistas asaltantes del Palacio de La Moneda que comandaba el General Javier Palacios Ruhmann por orden de Pinochet. La excepción la constituye la familia Allende Bussi que, a través de su vocera, la Sra. Isabel Allende Bussi ha reiterado, a través del oráculo mercurial su convicción del suicidio el Presidente Allende.

Nosotros señalamos los antecedentes médico-científicos más importantes que hicieron imposible, a pesar de las chapuzas y montajes, el suicidio del Presidente constitucional de Chile Dr. Allende Gossens.

Las contradicciones del Informe Médico autopsia de 12 de septiembre de 1973 y el Informe de la Policía Técnica:

- “El parte policial establece claramente que el Presidente Allende Gossens presentaba en su cráneo dos salidas de proyectil”. El informe médico “reconoce sólo una”. De los antecedentes tenidos a la vista, con las descripciones de las lesiones encontradas, se concluye que se trata, sin lugar a dudas, de dos balazos. Mas aún, la Policía Técnica, con sus ambiguas argumentaciones “no descarta la posibilidad de que se trate de dos trayectorias correspondientes a dos disparos de rápida sucesión” ¿Por qué dos y no más, tratándose de una metralleta AKA de rápida sucesión regulada, para disparar ráfagas, en el momento puntual en que se usó, según certificación técnica? A estas sarta de mentiras, el último informe médico de expertos ordenado  por el Ministro en visita Mario Carroza Espinoza “certifica que los hallazgos del estudio, llevado a cabo en esta ocasión por el equipo multidisciplinario, no muestra inconsistencias con los datos afirmados en la autopsia del 12 de septiembre de 1973, realizado en el cadáver del Presidente Allende”. Entonces ¿cómo se explica que, a pesar de las graves y patentes contradicciones entre el Primer Informe médico-pericial de 1973 y el Informe emitido por la Policía Técnica, el equipo multidisciplinario de peritos hace caso omiso de estos antecedentes y ratifica sin ninguna observación la cuestionada primera autopsia? Lo más grave es que públicamente el Ministro Carroza Espinoza, sin haber terminado su investigación y aún la causa en estado de Sumario, reconoce “el suicidio del Presidente Allende”. El Poder Judicial y la Corte Suprema, en especial, no son conscientes que este cúmulo de falacias lo único que consigue es dañar más la imagen de Chile en el exterior. Ahora, sólo falta el colofón y es que se dicte el sobreseimiento de la causa, que no es otra cosa que un intento de dar verosimilitud al montaje del suicidio. Pero cuidado, esto último sólo conseguirá que éste crimen de lesa humanidad, cometido en la persona del Presidente de la República Dr. Salvador Allende Gossens, siga siendo presente, impidiendo cualquier intento de reconciliación y que las nuevas generaciones puedan construir el futuro sin miedo, con memoria y sin impunidad.

- Como si todas las ambigüedades del Informe Técnico no fueran suficientes, afirma “el hecho, es decir, la muerte del Presidente Allende, tiene todos los caracteres de suicidio: mancha en las manos, posición del cuerpo y del arma, se descarta la posibilidad de homicidio”. ¿Acaso las manchas de pólvora en las manos no pudo tenerlas el Presidente Allende al usar el arma defendiendo el mandato que su Pueblo le entregara? o sea que ¿el único uso que se le puede dar a un arma es para suicidarse?

En cuanto a la posición del cuerpo y del arma, es sabido que fueron removidos por el Dr. Guijón Klein. El Dr. Médico español Julián Aceitero Gómez precisa: “que se deben anular los elementos obtenidos en el lugar del suceso: dos casquillos y un proyectil y una metralleta AKA 47, porque no se garantizó la cadena de custodia de los mismos”,  debido a que todos estos elementos fueron entregados por la Policía Técnica al General Palacios Ruhmann. En este sentido, explicamos que la cadena de custodia es un documento donde se deja constancia de todos los movimientos que se verifican sobre los objetos recogidos en el sitio del suceso, y resulta fundamental para la labor de los peritos al intentar explicar cómo ocurrieron los hechos.

- Respecto a las contradictorias declaraciones del Dr. Guijón Klein y de su participación en la aclaración del suceso, me remito a las palabras del Dr. José Quiroga:-“El Dr. Guijón Klein permaneció solo junto al cadáver del Presidente Allende. Esta historia de único testigo del suicidio siempre me ha parecido rara. Impedido de salir del país por décadas, el Dr. Guijón Klein debido a un irregular arraigo militar que él acató en silencio y resignación”.

Una pregunta que me hago, entre otras, y que pareciera a nadie le preocupa contestar: ¿Qué cuerpo de un suicida permanece estático al recibir los balazos, especialmente de una metralleta, y no se convulsiona y desplaza automáticamente?

- El Informe Policial afirma: “haber encontrado restos de masa encefálica del Presidente Allende en un gobelino en forma ascendente y diagonal, que permite establecer la acción suicida del fallecido mandatario”. Si se acepta la “tesis del suicidio” y su supiésemos que el Presidente lo realizó sentado y apoyando la metralleta en su región submentoniana, es lógico también deducir que las balas no pudieron seguir, por ninguna razón, una dirección diagonal, de tal manera de ir a incrustare en un gobelino colgado en la pared. Lo más lógico y razonable es suponer que hubieran ido a alojarse en el techo del Salón Independencia. Ahora bien, ¿Por qué los informes periciales se ocuparon exclusivamente de las vainillas del arma, supuestamente pertenecientes a las balas causante de su muerte y no así de las muy fácilmente ubicables balas asesinas por los antecedentes que se mencionan? Conforme a la lógica de los hechos, no es razonable que la masa encefálica y las balas causantes de la muerte se encuentren en un gobelino instalado detrás del cuerpo, pero resulta más lógico que, si supuestamente se disparó en la región submentoniana, las balas asesinas, la sangre y los restos de masa encefálica debiesen haber quedado en el techo y en el piso. Como colofón, leyendo el Informe médico-legal último del Servicio Médico Legal, realizado por expertos, sobre el presunto suicidio del Presidente Allende, se puede concluir que éste está redactado de tal manera que confunde a quien lo lea y sea ignorante en la materia, en abierta contradicción con la disposición legal que exige que estos informes estén redactados en lenguaje vulgar. Más, si nos dedicamos a descifrar lo que ahí se escribe mañosamente, se puede concluir con certeza que el Presidente Allende fue asesinado por dos balas. Una la recibió de frente, en plena cara a la altura del labio inferior, siguiendo por la parte posterior del cráneo, hasta salir a la altura de la articulación pareto occipital. Es imposible que por el ángulo de dicho disparo, haya sido realizado por el propio Presidente Allende con la metralleta y menos sabiendo que él, como médico y anatomopatólogo, por añadidura, no recordara nada de sus conocimientos sobre anatomía y que haya intentado suicidarse disparándose dos veces en el labio inferior. ¿Qué suicida usa una metralleta regulada, en ese momento, para disparar 1200 tiros por minuto para cometerlo? Lo lógico para una persona honesta, sincera, que no sobrevive engañándose a sí misma, por cobardía o enajenación, es creer  que si alguien se autoelimina lo hace disparándose en la zona palatina o en el temporo occipital. Lo demás es mentira: Mentir, mentir porque siempre algo queda.

Donde falta la Justicia Plena no puede haber solidaridad. Sembrando la una se cosecha la otra. Gobernar un Pueblo no es igualar a sus componentes, que por la madre naturaleza son diferentes, ni sacrificar, ni marginar una mayoría en beneficio de una minoría parásita oligarca.

Como la Justicia Plena no ha dado su veredicto, en el magnicidio del Presidente Allende, éste crimen, que no es pasado, sino presente, seguirá golpeando las consciencias de los que la tienen y que por falta de coraje guardaron un cómplice silencio. Puntualizo una vez más, un crimen sin juzgar no es pasado. Desgraciados los que no conciben al maestro Sócrates que muere enseñando, ni al maestro Galileo que repite en la tortura su e pur si mueve, como una apelación a la Justicia Plena de la posteridad.

Con esperanza y memoria, en que “más temprano que tarde” la Juventud y la Clase Trabajadora de Chile terminen con la pesadilla, que dura ya cuatro décadas, y les permita construir un Chile para todos, con Justicia Plena y para que termine la mentira, la impunidad y con esto se alcance la ansiada reconciliación. Sólo así, se podrá construir un futuro sin miedo, con memoria, sin impunidad, ni las odiosas marginaciones.

Dirijo estas reflexiones a los que están resueltos a restaurar, a salvar, a recuperar las libertades que representan el valor de la vida. “Luz, más luz”.

Prof. Hugo Moreno Peralta /IWA
Secretario Ejecutivo ADDHEE/ONG

 

Comentarios

30.mar.2012 09:09 am
Evelyn (Miranda) dijo:

Saludo Camaradas.

Es de considerar la enorme apatia que hacen los estados unidos al golpe en Chile del año 73, fue es y sera lamentable la anarquia de los poderes mediaticos, ESE ERA EL OBJETIVO, ELIMINAR A UN PRESIDENTE DIGNO Y SOCIALISTA DEL PUEBLO CHILENO. Las causas: Poder de los fascistas por cualquier medio, LA UNIDAD POPULAR QUE ELEVO SU LIDER ALLENDE A MILLONES DE CHILENOS, ES HOY MULTIPLICADO EN SUR AMERICA. SUS CONQUISTAS HICIERON TEMBLAR AL AGUILA ENDEMONIADO DE LOS eeuu. Pinochet se esta pudriendo en el infierno, las muertes de los herman@s Chilenos son Martires y se q algun dia derrotaran al fascismo que aun manipula al pais Sur americano. Comparto la opinion de los camaradas, al referirse sobre el ASESINATO DEL PRESIDENTE ALLENDE, NO LE RESPETARON SUS DERECHOS HUMANOS, NADA. LO MISMO QUE QUERIAN HACERLE A NUESTRO PRESIDENTE CHAVEZ YA HACE CASI 10 AÑOS, SACARLOS DEL PAIS O ASESINARLO. POR ESO HERMAN@S, NUESTRA RBV, ESTAMOS EN PIE DE LUCHA. VIVIREMOS Y VENCEREMOS. 07/10/12

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.