24.may.2018 / 02:13 pm / Haga un comentario

Foto: Referencial

Foto: Referencial

Por: Erick Lozano 

A solo días del gran triunfo y victoria popular de nuestro candidato y ahora Presidente reelecto Nicolás Maduro Moros, se ha desatado una ola de violencia y acoso en nuestros chamos; que de alguna manera apoyan y sienten un profundo amor por su nación, un amor que identifica las luchas que desarrolla esta revolución.

Pero ser chavistas ante una sociedad y una oposición llena de odio y de fracasos es una factura muy alta la que pagan nuestros muchachos día a día a través de las redes sociales, incluso llegando a ser víctimas de acoso en los colegios y liceos.

El bullying político es una de las causas que genera mayor depresión en los niños, niñas y adolescentes, al hacerlos sentir solos y tristes. Incluso registrando casos en los que han sido dañados tanto física como emocionalmente, éstas prácticas sembradas por una derecha inescrupulosa buscan el odio entre hermanos, y que este se vaya reflejando desde menores de edad, aprovechando que éstos apenas están entrando en su etapa de desarrollo.

 Debemos recordar los hechos sucedidos en el 2016 en la ciudad de Barquisimeto, donde Henry Escalona y Wladimir Peña dos jóvenes inocentes, casi pierden la vida por contestar “Si somos chavistas, ¿hay algún problema?” Frase que fue el detonante para que vilmente un grupo de terroristas de la derecha venezolana les rociaran gasolina para posteriormente quemarlos.

Otra de las víctimas de las guarimbas del 2016 fue el joven Carlos Ramírez, al ser sometido por un grupo al menos de 30 personas, quienes lo persiguieron y quemaron vivo, exclamando: “tiene que morir por ser chavista”. Otro caso fue el de Orlando José Figueras de 21 años de edad, también atacado tras acusarlo de ser un “infiltrado chavista” durante una protesta en Altamira.

Estas acciones se van repitiendo unas tras otra creando entre los jóvenes un odio aberrante por los que piensan ideológicamente diferente a ellos. Esta semana ha ocurrido una ola de violencia e insultos a jóvenes que participaron directamente en la campaña y triunfo de nuestro Presidente Nicolás Maduro.

La psicóloga española Rosario Ortega ratifica que, el bullying es un tipo de violencia que puede ser verbal, física, psicológica, directa e indirecta y las edades en las que se da esta provocadora manifestación es entre los 10 y los 15 años, es decir, entre los dos últimos años de primaria y la secundaria.

Por ejemplo, la exclusión social -con ésa no te juntes-, el aislamiento o la difusión de rumores son prácticas que se van desarrollando en el ambiente político para poder enajenar y aislar a una juventud de relevo. No es casual que el laboratorio mediático haga que se masifiquen estas acciones contra jóvenes que apoyan a la revolución bolivariana.

Venezuela está pasando por un bono demográfico, es decir un grueso de personas de edades comprendidas de 18 años a 65 años las cuales están en edades de trabajar, es decir hay más personas que trabajan por lo cual el Gobierno Bolivariano tiene una política social de invertir en la juventud (Educación, Tecnología e Investigación) son oportunidades claves para el desarrollo de un país.

Es evidente que a la derecha apátrida no le conviene el desarrollo productivo de nuestra generación, porque entre mayor inclusión al desarrollo de la nación son más los jóvenes que se suman a las filas de un gobierno progresista y revolucionario.

A mis hermanos y hermanas que hoy son señalados y vilipendiados por otros hermanos que aún no han desarrollado la madurez para tener tolerancia y son manipulados por un sistema depredador; quiero hacerles llegar mi más profundo apoyo, pues son ustedes la mejor generación, son el sentir patrio y quienes escogieron estar en lado correcto de la historia.

Ser chavista va más allá de una ideología política, ser chavista es sentir en las vísceras la necesidad ajena, es llevar en lo más profundo del corazón el amor más real y hermoso por nuestra nación. Cualquiera no es chavista pues, para llegar a hacerlo genuinamente hay que entrar en una etapa de conciencia ética, moral y espiritual.

Para concluir dejo una cita de uno de los jóvenes más ejemplares para la revolución, Ernesto Che Guevara;

“Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada. Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario”.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.