21.mar.2010 / 11:12 pm / Haga un comentario

Nuestra vida diaria está construida de agua, y formada por ella.  Sin el agua que nos rodea, nuestra vida sería imposible.  Para el capitalismo el agua, es un simplemente un “producto de consumo” para nosotros los socialistas el agua es la vida misma, y es por ello que debemos preservarla.

Aunque el 70% de la superficie de nuestro planeta está cubierta de agua, sólo el 2,5% del volumen total es agua dulce, mientras que el 97,5% es agua salada. Casi el 70% del agua dulce está congelada en los casquetes polares, y del resto, la mayoría se presenta como humedad del suelo o se encuentra en profundos acuíferos subterráneos inaccesibles. Menos del 1% de los recursos de agua dulce del mundo está al alcance del consumo humano.

La desigualdad en la distribución del agua potable en el mundo es indignante. El 18% de la población mundial carecen de acceso al agua potable, mientras que otros 2400 millones de personas que no tienen acceso a un saneamiento adecuado. Asimismo 2.2 millones de personas, la mayoría de ellos niños, mueren cada año de enfermedades asociadas con la falta y acceso de agua potable, sanidad inadecuada y poca higiene. En Venezuela gracias a la Revolución Bolivariana más del 94% de la población tiene acceso al agua potable, pero lamentablemente aún en muchos hogares prevalece el derroche y la falta de conciencia entorno al agua. Es común ver en muchos hogares goteras y chorros abiertos sin mesura alguna, una conducta incompatible con la sociedad que estamos construyendo.

Es por eso que es necesario que cambiemos algunos patrones de conducta que hemos reproducido por años y que causan un daño profundo a nuestra sociedad y a nuestra madre tierra. Seamos un tilin mejores, cerremos el chorro y abramos nuestra conciencia para garantizar agua para la vida y agua para el futuro.

Heryck Rannyer Rangel Hernández
Tucupita, 19 de enero de 2010

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.