13.oct.2014 / 05:43 am / Haga un comentario

En la Primera Línea Por:  @MervinMaldonado

¡Robert Vive, la Lucha Sigue!

Con profundo dolor e indignación, esta es la consigna que se transforma en acción, que desde el corazón y la conciencia, hemos asumido los jóvenes patriotas al conocer el vil asesinato de nuestro hermano líder juvenil Robert Serra y la compañera María Herrera.

Son muchos los sentimientos encontrados que se nos han presentado desde aquella noche indeseable, desde la cual, es imposible ocultar el dolor que nos ha causado, a los que asumiendo las banderas de luchas históricas de construir un mundo mejor, lo conocimos en persona y a quienes en sus actividades, encuentros o declaraciones sabían de la trayectoria, humana, académica, social y política de Robert, que de seguro es la inmensa mayoría del pueblo venezolano.

Por otro lado, la indignación que produce la mezquindad, el odio, y la miseria de algunos seres como los que realizaron el abominable asesinato de Robert y María, y que aunque se están desarrollando las investigaciones científicas, nadie debe dudar que lo realizaron con planificación, estudiando sus movimientos, lo que apunta a que son seres entrenados y que no es producto de la casualidad.

Si analizamos el contexto, Robert fue un luchador, que en todos los espacios con valentía siempre denunció, demostrando con argumentos contundentes, las miserias del imperialismo y de sus operadores en el país, lo que debe estar presente a la hora de revisar este caso.

Sin duda alguna, quienes lo realizaron, calcularon no solo el hecho, sino las consecuencias que generaría en la población.

Una de estas consecuencias es la de tratar de generar miedo, temor, la de replegar o neutralizar a quienes luchamos a diario en el proyecto de la revolución bolivariana que nos enseñó el Comandante Supremo Hugo Chávez y que ahora nos guía el Presidente Nicolás Maduro.

La otra, intentar generar una situación de caos, jugando con la rabia de quienes hemos tenido que vivir en esta lucha por las causas más justas y nobles la lamentable pérdida de combatientes por culpa de seres inhumanos, desalmados, macabros, y que se comenzara un enfrentamiento entre sectores de la población adversos políticamente.

Por ello, ha sido sabia la orientación que nos dado el Presidente Maduro, así como siempre fue la que nos dio el Comandante Chávez, convocándonos a no caer en ninguna de las dos situaciones, ni a replegarnos ni a cegarnos en la lucha, garantizándonos que habrá justicia, no solo la básica necesaria que depende de las leyes e instituciones, sino también la de poder ver materializadas las luchas por las que Robert, María y la inmensa mayoría del pueblo venezolano luchamos.

Seamos cada día mejores, sigamos luchando con firmeza y conciencia, honremos la memoria de Robert y de todos los que nos han sido arrebatados por los que se mueven por el odio, y que citando a Tomás Borge, “…nuestra mayor venganza será mostrarles la bondad que hay en los ojos de nuestro pueblo… mostrar nuestras manos que una vez fueron maltratadas sin lograr que abandonaran la ternura…”

¡Chávez Vive, la Patria Sigue!

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.