5.may.2014 / 05:26 am / Haga un comentario

En la Primera Línea: Por @MervinMaldonado

¡Trabajadores, forjadores de Patria!

Grandes debates se han generado durante la historia sobre el rol de los trabajadores en el desarrollo de los países, con dos visiones fundamentales; la que sostiene el sistema capitalista, que los asume como una herramienta de trabajo que explotan para que les genere mayor ganancia y así acumular riqueza material en las manos del patrono, de esta forma robándole el resultado del esfuerzo intelectual y físico a los trabajadores; y la visión del sistema socialista que asume a este importante sector de la sociedad como protagonista del proceso de construcción colectiva de Patria, para crear las condiciones espirituales y materiales necesarias y optimas que permitan la generación de la mayor suma de felicidad para todos. Estas visiones nos permiten contrastar el modelo capitalista explotador y el modelo socialista liberador. Siendo esto así, es importante comprender y asumir posición sobre a cual sistema estamos cada uno de nosotros tributando con nuestro esfuerzo cada día, en cada espacio. En Venezuela estamos en un proceso revolucionario bolivariano constructor de una sociedad socialista, que durante quince años que llevamos de desarrollo de este, hemos podido evidenciar con hechos concretos la importancia y la vanguardia que tienen los trabajadores. En términos reivindicativos es abrumadora la diferencia de los indicadores de cómo era la situación durante los últimos 19 años de la cuarta república, donde apenas en ese periodo de tiempo solo hubo 7 aumentos salariales, y en los 15 años de revolución ya llevamos 26 aumentos, por solo dar un dato, pero eso va mas allá, las condiciones sociales, legales y materiales cada vez son más favorables para los trabajadores, y eso vino a tener su sello de no retorno a la explotación que descaradamente desarrollaban los capitalistas cuando en el año 2012 nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez aprobó la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadores, que es garantía de desarrollo pleno de las capacidades intelectuales y físicas sin ser oprimidas o robadas por patrono alguno, sino al contrario, para la generación del crecimiento individual y colectivo. Para sumarle un ingrediente extra a favor, es que contamos con un presidente que se formó al calor de las luchas genuinas de los trabajadores, Nicolás Maduro, y lo evidenciamos con los anuncios que dio el pasado jueves en un apoteósico acto en la plaza O´Leary, que resultó de las marchas desde tres puntos de la capital de la república, entre los cuales destacan el inicio de la discusión del contrato colectivo de la administración pública, la creación del Fondo Nacional de Ahorro de Prestaciones Sociales, despliegue integral y completo de todas las misiones y grandes misiones de la revolución bolivariana a los espacios productivos del país, entre otras tantas cosas sumado a lo ya anunciado el miércoles del aumento del 30% del salario. Sin lugar a dudas, mucho hemos hecho y mucho nos queda por hacer, y ante cualquier logro, el fundamental ha sido el despertar y profundización de las conciencias, base fundamental para seguir teniendo Patria. ¡Trabajadores unidos por la estabilidad política y económica!

¡Chávez Vive, la Patria Sigue!

 

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.