31.mar.2012 / 11:18 pm / Haga un comentario

Me parece innegable que Filiberto fue asesinado y que su asesinato no fue el resultado de una negligencia; sino de una (valga la redundancia) acción premeditada. He leído con detenimiento el informe de la CDC sobre el operativo asesino y es claro que el FBI tenía conocimiento de su ubicación desde semanas antes de la intervención. Es claro que dos agentes del FBI que fueron interrogados por los técnicos de investigaciones forenses del Dpto de Justicia admitieron que hubo un período de una hora en que hubo un cese al fuego mientras Filiberto conversó con un representante del FBI en torno a la salida de su compañera y la llegada del periodista Jesús Dávila.

Es durante este tiempo que aparentemente Filiberto saca su trompeta y entona la melodía de la Suite de Las Américas de Dámaso Pérez Prado. Pienso que Filiberto sabía que no saldría con vida de esta emboscada y que hizo esto como un acto de expresión de su humanidad y para que, luego de investigarse la escena fuera más claro para los investigadores que se trataba de un asesinato. Lo que no hemos leído aún es la transcripción de los testimonios ofrecidos a la CDC; aunque en una conversación con Vance Thomas reciente él me corroboró lo que aparece en los testimonios de Poventud, el director de Forense de Justicia.

Es claro que el FBI tenía toda la intención de asesinarlo ese 23 de septiembre. Era un acto de venganza y Filiberto sabía que esas eran las intenciones. Es claro que, según el testimonio de médicos que lo examinaron (esto lo afirmó Luis F. Abreu Elías en la Conferencia de Prensa convocada hace poco más de dos semanas en la HEEND sobre el informe) la heridas de bala que había recibido Filiberto no eran mortales y no se hubiera desangrado si no se hubiese dado una presión sobre su cuerpo. Es la teoría de este médico que se le habían parado encima para que se desangrase. Si esto es cierto; es claro que no podían ultimarle de un tiro a quemarropa porque esto sería evidente luego de la autopsia. Es por ello que recurren a parársele encima para que continuara desangrándose. Por ello también mantuvieron a médicos, amigos y periodistas a distancia mientras se desangraba.

Ha trascendido también que el operativo había sido discutido directamente con Condoleeza Rice debido a las implicaciones del mismo. Es de conocimiento público que Filiberto era un bolivariano convencido y que el Dpto. de Estado de los EUA consideraba que este asesinato era un mensaje a los puertorriqueños primero y a Hugo Chávez Frías para que se mantuviese alejado de Puerto Rico y no insistiese en incorporar a Puerto Rico en los planes de Petrocaribe entonces.

Lo que me parece insoslayable es que se conduzca una nueva investigación sobre el presunto asesinato; ya que ha quedado al desnudo la falsedad de la versión oficial en el sentido de que los protocolas del uso de fuerza letal no habían sido utilizados. Como quiera que sea se trata de un asesinato y no debe quedar impune como han que dado el de Santiago Mari Pesquera, Ángel Rodríguez Cristóbal, Carlos Muñiz Varela y Antonia Martínez entre otros.

Salvador Tio

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.