11.dic.2009 / 04:20 pm / Haga un comentario

Nos enteramos con mucha tristeza y dolor de la muerte de un estudiante venezolano, producto de la confrontación de dos grupos que expresaban sus diferencias políticas. Ante tal noticia es difícil expresar en palabras la impotencia que sentimos la mayoría de los venezolanos al ver como somos capaces de agredirnos entre nosotros mismos, ningún ser humano con conciencia puede justificar la muerte de otro, quienes amamos a la humanidad no podemos sentir alegría cuando alguna persona es maltratada independientemente de que esa persona piense diferente a mi, así que hechos como el ocurrido en Táchira deben ser condenados de forma tajante por la totalidad de las fuerzas políticas del país y debemos unirnos en la exigencia a las autoridades de que esta muerte no quede impune, que sea investigada con transparencia y se castigue con todo el peso de la ley a quienes resulten responsables según las investigaciones.

Igualmente debe ser investigado el comportamiento de los órganos y las autoridades responsables de garantizar la seguridad de los ciudadanos en cualquier manifestación política y por último se debe investigar a quienes dirigieron dichas movilizaciones que casi siempre quienes las dirigen no participan en ellas utilizando a los estudiantes como carne de cañón.

Ahora creo que también debemos reflexionar todos los venezolanos sobre el comportamiento de los actores políticos cuando suceden hechos de violencia independientemente de quienes sean responsables, Venezuela es por su historia y por su cultura un país democrático, la mayoría de los venezolanos somos respetuosos de las ideas de quienes no coinciden con nosotros, por lo tanto no podemos permitir que una minoría nos imponga una agenda de violencia, una agenda de odio y para lograr esto debemos sin ninguna duda condenar la violencia y plantear el debate de las ideas y la exposición de los argumentos como única forma de lucha política.

Es inaceptable que en vez de condenarlo se pretenda responder a la violencia con más violencia, acusando a determinado sector sin esperar las investigaciones, destrozando universidades, quemando centros de estudiantes y tratando de condenar por los medios de comunicación, hago un llamado a los sectores racionales de mi país a no permitir el odio entre nosotros.

Al ver la reacción del odio y la violencia me hago las siguientes preguntas: ¿a quién conviene un estudiante muerto en nuestro país? ¿Por qué los medios de comunicación privados acusan con grandes titulares sin esperar los resultados de las investigaciones? ¿Por qué la policía no garantizó la seguridad de los estudiantes?

¡Sólo el amor convierte en milagro el barro!

Hector Rodríguez Castro

http://hectorrodriguezcastro.blogspot.com/

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.