18.oct.2012 / 09:51 am / Haga un comentario

Por: Héctor Rodríguez Castro

Luego de la victoria perfecta del candidato de la patria, con más de 12 puntos de diferencia, con el logro de 22 de las 24 entidades federales y de siete de los ocho estados gobernados por la oposición, sin duda una victoria de una magnitud que pocos presidentes de cualquier continente del mundo pueden presumir. Además de la victoria electoral nos encontramos con algunas victorias simbólicas del bloque histórico, cuya aparición inicia con el quiebre económico, social, militar y político que vivió nuestra sociedad durante la década del ochenta y noventa y con la aprobación de la Constitución Bolivariana.

Esas victorias simbólicas las podemos descifrar en una derecha disfrazada de izquierda durante la campaña electoral, en una participación de más del 80% de los electores, en el reconocimiento al CNE y a las nuevas instituciones del Estado, el reconocimiento a la Constitución y a la bandera con sus 8 estrellas. Con estas afirmaciones no quiero decir que la burguesía acepte verdaderamente estos hechos, pero sí que el reconocimiento de la gran mayoría de la sociedad los obliga a aceptar estas victorias simbólicas, de un cambio de paradigma social.

Algo importante a resaltar es que es la segunda elección donde la mayoría de los electores votan por un candidato que claramente anunció a sus electores que quienes votaban por él lo hacían por el socialismo.

Ahora, el presidente invicto ha presentado sus 23 candidatos a las gobernaciones y, por lo que percibimos, todos con grandes posibilidades de ganar. Estos son los candidatos de la patria. Estamos en la antesala de un proceso electoral que confrontará dos visiones de sociedad, por un lado los candidatos de la burguesía que defienden la división del Estado, la exclusión de las mayorías y están en contra del desarrollo del país; y por otro lado los de la patria, quienes defienden la unidad del país y su independencia, la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, el desarrollo de todo nuestro potencial económico y social y la conservación de nuestra naturaleza. La batalla de diciembre será la continuidad de la batalla de Carabobo.

Votar por los candidatos de Chávez será votar para que la Policía Nacional llegue a nuestros estados, para que la Misión Vivienda crezca en nuestras ciudades, para que las diversas misiones sociales cuenten con el apoyo de un gobernador de Chávez.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.