6.may.2010 / 04:01 pm / 1 Comentario

La derecha venezolana intentó hacer un simulacro de mini primarias para crear la imagen de ser una derecha democrática. De las 87 circunscripciones electorales donde se escogerán diputados en las próximas elecciones, sólo en 15 de ellas se le consultó a la base de la oposición cuál candidato o candidata quería que lo representara. Es decir, en menos del 20% de las circunscripciones se le permitió opinar a la gente. En el resto de las circunscripciones, algunos de los partidos de poca legitimidad, pues en ninguna encuesta superan el 5%, asumieron la vocería y decidieron por la totalidad de ese sector del pueblo, que se opone al presidente Chávez.

No conforme con cercenar el mandato constitucional del derecho a la participación, excluyeron a diferentes sectores de la derecha venezolana, tal es el caso de la exclusión de los jóvenes y estudiantes que vienen dando la cara por esos desgastados partidos, e igualmente ocurrió al prescindir de la incorporación de la mal llama sociedad civil.

Al revisar la lista de candidatos que presenta al país, la derecha venezolana, nos damos cuenta de que pretenden volver al pasado. Se impusieron los candidatos de los partidos tradicionales y sus derivados, personajes que fueron responsables de la ola de privatización del Estado, del crecimiento de la miseria y de la exclusión de la mayoría, por decir poco.

Lamentamos que la derecha no tenga liderazgos que confíen en sus seguidores, que no presenten una propuesta alternativa o que asuman con seriedad una posición crítica ante el actual gobierno, si así fuera serían de gran utilidad en la construcción de la patria digna que estamos haciendo realidad.

Hector Rodríguez Castro
hectorrodriguezcastro(arroba)hotmail.com

 

Comentarios

7.may.2010 09:49 am
samir el halabi dijo:

Camaradas, mientras sigamos comparándonos con la oposición solo mediremos la poca distancia que nos hemos separado del infierno. No nos jactemos de ello. Comparemonos con aquellos que han tomado el cielo por asalto y nos daremos cuenta del largo camino que nos queda por recorrer. Comencemos a andar con la mirada siempre fija en el objetivo a alcanzar para no desviarnos, ni errar el camino, ni entretenernos con las mieles que nos tentaran en nuestro andar. En marcha,pues,la hora de las definiciones ha llegado.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.