7.jun.2010 / 07:09 am / Haga un comentario

La corrupción es un cáncer que debemos extirpar con urgencia de nuestra sociedad, es indignante ver cómo a través del tiempo se ha naturalizado en nuestro país. La gente considera raro que un servidor, que esté cumpliendo tarea en un cargo burocrático no se lucre de esa actividad. A diario podemos escuchar a la gente en la calle diciendo: “Viste que fulanito remodeló su casa, la hizo de tres pisos y con piscina… y con una tranquilidad que causa espasmo otro responde -claro ese está montado en el gobierno” Hay que hacer algo, y hay que hacerlo ya! No puede ser que la corrupción nos gané la batalla, no puede ser posible que la gente siga diciendo en nuestros barrios: “A mi no me importa que mengano robe, con tal de que hagan” y otros repiquen “Que se coman el cambur, pero que nos lancen la concha” Ese dinero que se apropian los corruptos es del pueblo, del más humilde camarada, del que recién nace, y también de quien ya transita sus últimas horas en esta tierra. Y porque es de todos, todos debemos ser corresponsables de su administración eficiente y transparente.

Cuando se habla de corrupción, unos se justifican en la llamada viveza criolla, otros dicen que es que ya es parte de lo que somos. Y más allá dicen que es algo que nunca va a cambiar, porque es tan vieja como el camino real. El Plan Nacional Simón Bolívar, I Plan Socialista de la Nación, esa hoja de ruta que define el rumbo de nuestro país en el transito al Socialismo, tiene como primera línea: La Nueva Ética Socialista, la refundación moral de la patria. La necesidad de tener republicanos y republicanas para tener patria. La Ley de Consejos Comunales incorpora la figura de la Contraloría Social, para garantizar desde el autogobierno local la transparencia en la administración de los recursos del pueblo. Tenemos pues, herramientas para ir construyendo una nueva lógica social.

La corrupción debe ser considerada como un delito contra los Derechos Humanos, para que no prescriba. Y también para que sea castigada en su justa dimensión. Porque quien se apropia de los recursos destinados a la construcción de un hospital, o hace negocios con las contratistas para quedarse con cuantiosas cantidades de dinero está atentando contra el Derecho a la Salud. Asimismo quien se roba las gasas, o las inyectadoras también están violentando ese derecho del pueblo. La corrupción hay que combatirla en todos los espacios y en todos los niveles, porque es tan perjudicial quien se lleva una aguja como quien desfalca un proyecto. Bien lo decía nuestro Comandante Presidente Hugo Chávez, hace unos días en una alocución: todavía no estamos en Socialismo, a penas decidimos que ese es el camino. Es clave en la lucha contra la corrupción, primero: Acabar con la Impunidad, que caiga hasta el último de los traidores de la revolución (porque un hombre o una mujer que se lucre y acumule capital por estar en un cargo público, es un traidor a la revolución, y al pueblo); segundo: Sentar las bases de una nueva cultura “pensar desde el nosotros”, la corrupción es la expresión del egoísmo y el individualismo; y tercero: Crear mecanismos de control, que permitan al pueblo tener acceso a la información de cuando, cómo, donde, para qué y quienes están administrando sus recursos; para ello es necesario que el Poder Popular esté alerta y movilizado. No olvidemos nunca que: Lo malo está malo, aunque todo el mundo lo haga; No podemos naturalizar la corrupción, hay que combatirla.

La construcción del Socialismo está en nuestras manos, no podemos ser espectadores, sino protagonistas del parto de la Patria Nueva. Que nadie se quede sentado, que nadie se quede por fuera. Vamos todos con conciencia, con pasión patria, pero sobre todo con una nueva ética a abrir brecha y a extirpar este cáncer del capitalismo. Asimismo tenemos que ser responsables en esta lucha, no podemos hacernos eco de rumores y denuncias sin sustento, tenemos que ser corresponsables, vigilantes, contralores, sin caer en la trampa absurda del puritanismo y la cacería de brujas. Un pueblo conciente es palanca firme para el avance y dignificación de la sociedad. Sería bueno que en cada Consejo Comunal iniciemos campañas comunicacionales, acerca de los Valores Socialistas, para ir sembrándolos en el corazón y en la conciencia del pueblo.

Heryck Rangel Hernández
@HeryckRangel

Tucupita

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.